Facebook, una de las empresas que se verá afectada por la nueva tributación española.

Facebook, una de las empresas que se verá afectada por la nueva tributación española.

Empresas NUEVOS IMPUESTOS

Hacienda gravará las transacciones financieras con un 0,2% y a las tecnológicas con un 3%

Arturo Criado Fernando Cano Ainhoa Murga

Hacienda y Podemos han pactado un principio de acuerdo para los Presupuestos Generales de 2019 con una serie de nuevos impuestos para las empresas que afectarán a banca, energéticas, tecnológicas, compañías de consumo y los grandes gigantes del Ibex en general.

El proyecto incluye gravar con un 0,2% las transacciones financieras, con un 3% los servicios de intermediación de las tecnológicas, establece nuevos mínimos para Sociedades, IRPF, Patrimonio e IVA, además de introducir aspectos de fiscalidad de género como el fin de la 'tasa rosa' y un gravamen a los beneficios de las empresas en el extranjero.

En el caso del sector financiero, se han quedado a medio camino en su intención por gravar a los bancos. No habrá impuesto a la banca, pero sí se van a gravar las transacciones financieras; es decir, las operaciones de compra-venta de acciones. 

Transacciones financieras

Según figura en el acuerdo que se ha dado a conocer este jueves, se van a gravar "con un 0,2% las compras de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero". En concreto, a los títulos de todas aquellas compañías que tengan una capitalización superior a los 1.000 millones de euros, quedan exentas también las acciones de pymes y empresas no cotizadas. 

Del mismo modo, el proyecto de presupuestos contempla dejar fuera de este gravamen las compras de deuda pública y privada, así como de los derivados (en donde se podría captar una gran cantidad de dinero, pero que podría paralizar por completo el mercado al expulsar a posibles inversores, según fuentes del sector). 

Esta medida, no exenta de polémica, se intenta implantar a nivel europeo pero, por ahora, no ha sido factible armonizarla entre los 27. Tan sólo algunos países como Francia o Reino Unido han puesto encima de la mesa una normativa de este tipo. 

Impuesto a las tecnológicas

También se incluye la esperada Tasa Google con un impuesto específico para empresas como Google o Facebook. De esta manera, se creará una tasa que grave al tipo del 3% “los servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario”.

Únicamente tributarán las empresas con ingresos anuales totales mundiales de al menos 750 millones de euros y con ingresos en España superiores a los 3 millones. Moncloa indica que se crea un “Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales” con el fin de gravar aquellas operaciones de la Economía digital que actualmente no tributan, en línea con las recomendaciones de la Unión Europea.

Impuesto de Sociedades

En el caso del Impuesto de Sociedades, se exigirá una tributación mínima de un 15% sobre la base imponible positiva. "El objetivo es que la tributación efectiva no se vea afectada de una forma excesiva por el uso de deducciones y bonificaciones que reducen la cuota a pagar del impuesto, especialmente en el caso de grandes empresas". 

Esta medida afectará solamente a los grupos que tributan en régimen de consolidación fiscal -las grandes compañías del Ibex- y a las empresas no integradas en grupos cuyo importe neto de la cifra de negocios sea igual o superior a 20 millones de euros.

Adicionalmente, para las entidades de crédito y explotación de hidrocarburos el tipo de gravamen sería del 18% dado que cuentan con un tipo nominal incrementado (frente al 25% general tienen el 30%). También se impondrá una rebaja del tipo nominal del Impuesto de Sociedades para empresas que facturen menos de un millón de euros del 25% al 23%.

Tributación en el extranjero

El proyecto también limita las exenciones de dividendos y plusvalías conseguidas en el extranjero. La normativa actual permite que las sociedades no tributen por los dividendos y plusvalías generadas por su participación en sociedades filiales, con el fin de eliminar la posible doble imposición que podría producirse.

Es por ello, que la nueva tributación consiste en reducir en un 5% la referida exención, en concepto de gastos no deducibles en el impuesto, de gestión de la participación que mantiene la matriz en la filial, como prevé y permite la Directiva matriz-filial. De esta manera, se reduce la exención desde el actual 100% al 95%. Esta medida ha sido fuertemente criticada en privado por las empresas.

Se aumenta el control sobre las Sicav y Socimis

El nuevo proyecto no elimina las Sicav como pedía Podemos, pero sí establece mayores regulaciones y controles. De esta manera, otorga a la Agencia Tributaria la competencia para declarar a efectos exclusivamente tributarios el incumplimiento de los requisitos establecidos para las Sicav en la normativa financiera.

También se establecerán requisitos adicionales para la aplicación por las Sicav del tipo impositivo reducido, estableciendo un tope de concentración de capital en manos de un mismo inversor "medida que, si bien podría hacer disminuir el volumen del capital que recibirían estas entidades, objetivaría el carácter colectivo de este vehículo de inversión facilitando la regularización por la Agencia Tributaria de los supuestos de uso fraudulento de Sicav".

En relación a las Socimis se ha acordado aplicar un tipo de gravamen del 15% sobre los beneficios no distribuidos por este tipo de entidades. Hasta el momento, estas sociedades tienen un tipo del 0% por las rentas obtenidas en el ejercicio de su actividad principal (alquiler y renta de inmuebles) y del 25% por las rentas queperciben en otro tipo de actividades. 

Modificaciones en IRPF, Patrimonio e IVA

Respecto del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se incrementan dos puntos los tipos impositivos sobre la base general para los contribuyentes que tengan rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos para la parte que exceda de 300.000 euros.

El tipo estatal sobre las rentas del capital se incrementará en cuatro puntos para rentas superiores a 140.000 euros. Del mismo modo, se recupera el gravamen a los grandes patrimonios. Por ello, se acuerda incrementar el 1% en el Impuesto de Patrimonio a las fortunas de más de 10 millones de euros.

Del mismo modo, se aplicará el tipo reducido en el IVA para los productos de higiene femenina como compresas y tampones, que pasarán del 10% al 4%. Igualmente, se reducirá el tipo de gravamen de IVA de los servicios veterinarios al tipo reducido del 10%.

Transición energética

Con la transición energética hacia una economía electrificada y descarbonizada, el acuerdo establece ocho puntos que abarcan desde la revisión de los pagos por capacidad a las energéticas, hasta el impulso a las renovables, el fomento del autoconsumo y la protección del consumidor, tanto a través del bono social como prohibiendo la contratación de suministros mediante la modalidad “puerta a puerta”.

Como primera medida, el Gobierno y el grupo parlamentario de Unidos Podemos formarán un grupo de trabajo para elaborar el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que se debe presentar en el Congreso antes de fin de año. También se encargarán del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima que se debe enviar a la Comisión Europea antes de enero.

Respecto al reciente decreto-ley aprobado por el Gobierno para afrontar el incremento de precio de la electricidad, Unidos Podemos y PSOE han acordado iniciar la negociación de enmiendas para tramitarlo como proyecto de ley.

Control a los juegos de azar

Moncloa ha cumplido su promesa de regular los juegos de azar. En esta línea, se ha comprometido a aprobar una regulación de la publicidad del juego de azar y apuesta en línea de ámbito estatal similar a la de los productos del tabaco. Esto abre la puerta a estudiar la inclusión en el marco regulador de los juegos de azar y apuesta en línea de medidas de información, gestión y limitación del consumo de juegos.

Se instará también a los operadores a reforzar su implicación y apoyo en el desarrollo de acciones de información, prevención, sensibilización y reparación de los posibles efectos indeseables derivados de la actividad de juegos de azar. Finalmente, se reorientará la tasa por la gestión administrativa del juego que pagan los operadores online para destinar un porcentaje a iniciativas preventivas, de sensibilización, de intervención y de control.