Sergio Vega, secretario general de Élite Taxi Madrid

Sergio Vega, secretario general de Élite Taxi Madrid

Empresas

Los taxistas coaccionan al Gobierno: “Hemos agarrado de las pelotas a quien había que agarrar en el Ministerio”

  • EL ESPAÑOL accede a los whatsapps de un grupo de Élite Taxi donde su secretario general presume de tener en sus manos al Gobierno. 
  • Intentan presionar al Gobierno para reducir el periodo de transición a sólo un año y reforzar el control municipal de las VTC.
  • Se queja de que Ábalos les ha tendido una trampa y afirma que Fedetaxi está con "una patita en el otro lado". 
Arturo Criado Miguel Ángel Uriondo Miguel Elizondo

Representantes del Taxi en la batalla con las VTC dejaron clara hoy su vocación de coaccionar al Gobierno y de hacer lo que sea necesario para conseguir su objetivo de borrar del mapa a Uber y Cabify en las ciudades. En un audio al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, el secretario general de Élite Taxi en Madrid, Sergio Vega, lo expresa con total claridad a sus socios: “Hemos agarrado de las pelotas a quien había que agarrar aquí dentro del Ministerio”.

El audio deja claras las batallas internas y las suspicacias dentro de un sector en el que Élite considera que Fedetaxi, liderada por Miguel Ángel Leal, está con “una patita en el otro lado”.

Vega expresa sin ambages sus dudas sobre el Decreto Ley impulsado por el Ministerio de Fomento de José Luis Ábalos. Concretamente, hay dos puntos que le parecen inaceptables. El primero, la habilitación competencial a los ayuntamientos. “Es algo que en principio parece que nos dan porque lo exigíamos y lo han metido, habilitando a que las ordenanzas municipales puedan regular a la VTC en cuestiones como los horarios, los días libres o el tipo de vehículo que van a utilizar”.

Sergio Vega, sobre la división de los taxistas: "Miguel Ángel Leal tiene una patita en el otro lado"

Sin embargo, para Élite este cambio no supone un cambio real. “No funciona así. Sólo hay dos vías de transferir competencias a los ayuntamientos: una es a través de una ley sectorial. Una Ley Orgánica del Transporte Terrestre que explícitamente transfiera a los ayuntamientos estas competencias exigiendo expresamente una licencia municipal a la VTC. La otra vía se nos va de las manos. Es la modificación de la ley de bases de régimen local”.

Vega cree que la primera opción sí es posible y que el Gobierno no la ha adoptado en contra de sus intereses. “Nos han tendido una trampa, y otra con la disposición transitoria de entre tres y cinco años que es una auténtica locura, utilizando como excusa que es para no indemnizar a la VTC”, afirma el taxista.

Vega afirma que el Ministerio ha tomado esta medida para que puedan utilizar este plazo de tres-cinco años para amortizar sus inversiones. “Nos hablaban de amortizar vehículos, cuando la mayoría están en renting. Nos hablaban de amortizar la autorización, que son 36 euros. Nos hablaban incluso de la aplicación. ¿Pero qué hay que amortizar? ¿La inversión de Uber en su aplicación?”.

“Parecía que el ministro asumió el problema, pero no le ha querido dar una solución real. Muy largo plazo, con un plazo larguísimo nos asesina y explícitamente no se implica a los ayuntamientos. En estas condiciones, este Decreto Ley no nos vale. Hay que explicar a los compañeros y hacer los movimientos que haya que hacer, pero en estas condiciones no podemos aprobar un Decreto Ley y ser cómplices", subraya Vega.

"Tener esa basura para toda la vida"

"Miguel Angel Leal, que sabemos que tiene una patita en otro lado, ha dicho que ha sido un tiempo récord la redacción del Real Decreto y que tenemos sólo la opción entre esperar tres-cinco años a que esta basura deje de trabajar o no convalidarlo y tener esta basura para toda la vida. Esta es una visión muy cortoplacista, y explicar esto al sector y que pase un año o año y medio sin regulación no es asumible. Podemos asumir un año de regulación transitoria, pero no más", afirma Vega.

Sergio Vega: "Tenemos cogido por las pelotas en el Ministerio a quien hay que tener".

La ‘guerra del Taxi’ vive este viernes un nuevo capítulo. El Consejo de Ministros dará luz verde al decreto que regulará a las VTC, las licencias que usan Uber y Cabify. Una normativa que delegará esas competencias a las Comunidades Autónomas y a los Ayuntamientos, de modo que sean ellas las que se ocupen de poner los límites que piden los taxistas.

Fomento traspasará el problema, y como ha contado EL ESPAÑOL, dará un período de tiempo para que las administraciones tomen cartas en el asunto. La intención, a falta de concretar en el documento que se conocerá hoy, es que sea un tiempo de entre tres y cinco años. Pasado ese tiempo, todas las autonomías y municipios donde operen las VTC deben haber regulado, de modo que se pueda tender a cumplir el famoso ratio de una licencia VTC por cada 30 de taxi.

Con la nueva normativa, Comunidades y Ayuntamientos podrán convertir a los coches de VTC en una especie de taxis, ya que podrán ponerles normativas muy similares: horarios de trabajo, tipología del vehículo, etc. Sin embargo, aunque el decreto atiende -en parte- las necesidades del Taxi, no convence a todas las asociaciones.

Tal y como ha contado EL ESPAÑOL, la normativa fue explicada a Antaxi, Fedetaxi y Élite Taxi el pasado martes en encuentros individuales con Fomento. Sin embargo, no todas coinciden en el diagnóstico. Mientras que Antaxi y Fedetaxi creen que ese período de transición es lícito, aunque creen que el Ministerio debería haber sido más agresivo, en Élite Taxi no comparten el mismo criterio.