Imagen del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg.

Imagen del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg.

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

Los fundadores de Instagram dejan la compañía por sus diferencias con Zuckerberg

Los problemas crecen para Facebook. Mark Zuckerberg no se repone de un susto cuando le estalla otra bomba. Ahora ha llegado en forma de marcha de dos personas importantes dentro de la historia de la red social: los fundadores de Instagram.

Kevin Systrom y Mike Kriegere han decidido poner punto y final a su etapa en la red social después de seis años bajo el paraguas de Mark Zuckerberg. A través de una misiva en la web de Instagram han querido decir adiós, pero no aclaran realmente los motivos de su marcha.

"Vamos a tomarnos un tiempo de descanso para explorar de nuevo nuestra curiosidad y creatividad. Construir cosas nuevas requiere que demos un paso atrás, entender lo que nos inspira y combinarlo con lo que el mundo necesita. Eso es lo que planeamos hacer", anunció en un comunicado Systrom, el CEO de Instagram. "Mike y yo -añadió- estamos agradecidos por los últimos ocho años en Instagram y los seis años con el equipo de Facebook. Hemos crecido de 13 personas a casi 1.000 con oficinas alrededor del mundo. Ahora estamos listos para nuestro próximo capítulo", han señalado en dicho escrito.

Pero a pesar de que no hayan dado las razones del abandono de su hijo, todo apunta a que se trata por las diferencias con Mark Zuckerberg, tal y como informa The New York Times. Los dos creadores de Instagram piensan que el dueño de Facebook está interferiendo demasiado en el modelo de negocio de la red social más popular de fotografías y es por eso que antes de que la relación se deteriore aún más, han puesto punto y final a su aventura.

La operación más cara de Facebook

En 2010, estos dos emprendedores lanzaban la red social en la que se pretendía contar la vida personal de cada uno a través de las fotografías. Dos años después, Mark Zuckerberg -y tras unas polémicas negociaciones- sacó la chequera y compró Instagram por mil millones de dólares, convirtiendo esta operación en la más costosa para Facebook de la historia.

Eso sí, ha sido una de las operaciones más rentables que ha tenido debido a que ha pasado tener de 30 millones de usuarios a los 1.000 millones que tiene en la actualidad.

En este sentido, el adiós de fundadores de empresas que Facebook ha comprado no es nueva para Zuckerberg. En su día, el creador de Whatsapp, Brian Acto, ya dejó colgado al dueño de la red social tras sus grandes desavenencias. Es más, cuando se destapó el escándalo de Cambridge Analytica pidió que todo el mundo borrase la red social.