Messi en un reciente partido de la La Liga

Messi en un reciente partido de la La Liga Toni Albir Agencia EFE

Empresas TELECOMUNICACIONES

Vodafone pierde unas 30.000 líneas fijas en el primer mes de guerra del fútbol

Noticias relacionadas

Primer asalto de la guerra del fútbol. Cerrado del mes de agosto y después de tres semanas de las ofertas de las telecos a pleno rendimiento, las operadoras ya cuentan con sus primeros datos, a falta de la conformación oficial de la CNMC. Las cifras a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL -de fuentes del sector- indican que Vodafone habría perdido unas 30.000 líneas fijas durante el pasado mes, unos datos que están en la línea de las previsiones internas de la compañía.

Del mismo modo, estas mismas fuentes indican que Movistar habría ganado unos 8.000 clientes fijos y Orange se habría dejado unos miles de abonados. El dato es bueno para Movistar si consideramos que en los últimos años -en agosto- la operadora venía perdiendo una media de 30.000 líneas fijas, un pozo en el que tradicionalmente pescaban otras telecos.

Si consideramos que más del 85% de las líneas fijas van unidas a paquetes convergentes se puede inferir que estos datos representan una buena fotografía de los resultados del primer mes de guerra de las telecos por captar clientes a base de sus nuevas ofertas del fútbol.

Ofertas de agosto

En agosto las tres operadoras lanzaron agresivas ofertas. En el caso de Movistar y Orange intentando rentabilizar el coste de comprar la Champions League, regalando su televisión premium hasta 2019 en el caso de Telefónica y ofreciendo a sus clientes sus paquetes de fútbol por 22 euros, en el caso de la operadora francesa. Vodafone se ha defendido reglando un año su televisión.

De esta manera, tras unas agresivas ofertas e importantes esfuerzos de captación, los datos indican que Vodafone ha perdido 30.000 clientes de fijo-convergente, una cifra que el sector espera que se repita en septiembre, los meses más duros de la guerra de captación. Estamos hablando de una pérdida de unos 60.000 clientes, frente a los 400.000 abonados que tenían en paquetes de fútbol el año pasado.

Por su parte, Movistar que habría ganado unos 8.000 nuevos clientes mantiene una tendencia ascendente que se debería consolidar en septiembre. De todas manera, fuentes del sector indican que las cifras podrían cambiar radicalmente en septiembre para todas las operadoras, ya que -indican- muchos clientes que estaban de vacaciones podrían cambiar de operador este mes o podrían haber pedido la portabilidad en agosto para que se haga efectiva estos días.

Migración más lenta

Al tratarse de líneas fijas el proceso de migración es mucho más lento, indican estas fuentes. Esto significa que los movimientos podrían ser mucho mayores a partir del próximo mes ya que, además, las ofertas de las tres grandes solo han estado operativas a partir de la segunda semana de agosto, lo que significa que el efecto de las portabilidades podría haberse atenuando.

De esta manera, todas las opciones están abiertas de cara a septiembre, donde las ofertas de las telecos seguirán con igual agresividad y, con toda seguridad, se redoblarán los esfuerzos en los equipos de captación comercial y de marketing.