Daniel Lacalle y Antonio Escohotado durante el encuentro.

Daniel Lacalle y Antonio Escohotado durante el encuentro.

Empresas RECETAS PARA LA ECONOMÍA ESPAÑOLA (III)

Lacalle-Escohotado: en España no hay corrupción, hay redes clientelares

Noticias relacionadas

El economista liberal Daniel Lacalle y el filósofo Antonio Escohotado continúan su conversación sobre los riesgos que se ciernen sobre la economía española y mundial. En esta tercera entrega se refieren a la corrupción que hay en España y las redes clientelares tejidas por los diferentes partidos políticos. 

Por segundo año consecutivo, EL ESPAÑOL publica las conversaciones de Lacalle y Escohotado, un clásico de la época estival. El encuentro ha sido propiciado por la editorial www.laemboscadura.com, donde está disponible toda la obra de Escohotado en formato digital. La producción audiovisual corresponde a Helechofilms.

En el tercer vídeo de la serie de este año Daniel Lacalle advierte que “España no es un país corrupto” y que los casos de corrupción se han generado porque "todavía somos una democracia joven y porque tenemos una sociedad civil todavía débil”.

Sobre la corrupción. Daniel Lacalle y Antonio Escohotado

Asignación maliciosa de recursos

De hecho, tanto Lacalle como Escohotado reconocen la gran capacidad para funcionar de las instituciones, los jueces y cuerpos de seguridad del Estado. “Las instituciones funcionan razonablemente bien, a pesar de que se hayan dado algunos casos aislados”, indica Lacalle.

Y Escohotado rompe una lanza por la Guardia Civil.  “Nació como una fuerza de gatillo fácil, pero de honradez tan acrisolada que solo un error causaba la expulsión de por vida. Funciona administrativamente tan bien como los jueces, o mejor”.

Respecto a la corrupción, Lacalle recuerda que el problema es lo que entendemos por esta propia palabra: “Corrupción es todo aquel uso discrecional de dinero público, para un interés político, privado o público”. A lo que Escohotado agrega que es “una asignación maliciosa de recursos”.

Primeras dos entregas

Los dos coinciden en señalar que el verdadero problema son las redes clientelares que los partidos políticos han tejido en los diferentes administraciones en las que gobiernan. “La administración paralela de Junta de Andalucía cuesta seis mil millones de euros al año y en Cataluña son 20.000 millones anuales. Eso es corrupción".

En su primer vídeo de esta segunda temporada, Lacalle y Escohotado abordaron el nocivo efecto que el intervencionismo y el igualitarismo han tenido sobre las economías en las que se han aplicado a lo largo de la historia.

En la segunda entrega, Daniel Lacalle y Escohotado advirtieron de que tenemos un progresía regresista porque está en el contra del avance de la tecnología, de la robótica y de la competencia en la economía colaborativa.