Mauricio Casals (derecha), junto a José Creuheras (izquierda) y la ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría.

Mauricio Casals (derecha), junto a José Creuheras (izquierda) y la ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría.

Empresas INVESTIGACIÓN SOBRE ZED

Panamá confirma que Planeta presentó pruebas falsas contra Pérez Dolset

Fernando Cano Miguel Ángel Uriondo

Noticias relacionadas

Nuevo vuelco en la lucha judicial que mantiene el grupo Planeta contra Javier Pérez Dolset por el control de la empresa tecnológica Zed. Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, la justicia panameña ha respondido a la Comisión Rogatoria solicitada por el Juzgado Central de Instrucción número 6 de Madrid en marzo de este año y ha confirmado las acusaciones de Pérez Dolset culpando a Planeta de presentar documentación falsa en su contra.

La justicia española investiga al empresario por presuntos delitos, entre otros, de administración desleal, insolvencia punible, delito de la Hacienda Pública y tráfico de Influencias. El Juzgado Central de Instrucción número 6 de Madrid intenta aclarar una serie de actuaciones que llevaron a la insolvencia de la mercantil española ZED Worldwide, S.A.", durante los años 2011 a 2017. Zed, que llegó a estar valorada en 1.500 millones, declaró concurso de acreedores en 2016 con un pasivo cercano a los 370 millones.

En este proceso el secretario del Consejo de Planeta, Luis Elías, presentó en nombre de la compañía de medios (Antena 3, La Sexta y La Razón) una serie de documentos en los que se afirmaba que la sociedad Panareal -propiedad de Javier Pérez Dolset- contaba con 16 cuentas bancarias en 7 bancos distintos -Tower Bank, FPB Bank, BBP Bank, Banistmo, Credicorp y BHD con sede en Panamá- con un saldo conjunto de 101,6 millones de dólares.

"No mantiene bienes muebles ni inmuebles"

Unas pruebas que precipitaron la entrada en prisión del fundador de Zed y que semanas después eran refutadas por la documentación presentada por la defensa de Pérez Dolset, que indicaba que dichas cuentas no solo no pertenecían a Panareal, sino que muchos de los números de cuenta ni siquiera se correspondían con las numeraciones propias de estas entidades y que, para colmo, al parecer uno de los bancos señalados, FDP Bank, ni siquiera existe.

Una tesis confirmada en buena parte por la justicia panameña. En el documento de la Comisión Rogatoria enviado a las autoridades judiciales españolas por sus homólogos panameños -y al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL- se indica que Panareal SA “no mantiene bienes muebles ni inmuebles inscritos a nombre de la sociedad”, es decir que carece de patrimonio.

La justicia panameña confirma que las pruebas presentadas por Planeta son falsas, una situación que podría dar un vuelco en esta investigación y que podría volverse en contra del editor de libros. Cabe recordar que los medios del grupo, Antena 3, La Sexta y La Razón dieron como válidas estas pruebas e hicieron una amplia cobertura de unos documentos que se han demostrado como falsos.

Querella criminal de los Dolset

La Comisión Rogatoria pedida por la justicia española solicitó que se informara sobre quién o quiénes son o han sido los socios, beneficiarios o personas que, de cualquier manera, ostentan algún derecho sobre Panareal SA o sobre las sociedades que, a su vez, tengan algún derecho sobre aquella; que se informe de la totalidad de bienes, valores, propiedades o cualquier efecto sobre el que tenga o haya tenido algún derecho, directa o indirectamente, la sociedad Panareal SA.

También se pidió que, en caso de que la citada sociedad tuviera algún derecho sobre los bienes, objetos o efectos, directa o indirectamente, se decretara el embargo y prohibición de disponer sobre los mismos. En el documento al que ha tenido acceso este periódico, Panamá confirma que se realizaron todas las diligencias pertinentes, se indentificó a todos los responsables de la sociedad y se confirmó -tal como sostenía Pérez Dolset- que Panareal S.A. no tiene bienes muebles ni inmuebles inscritos a nombre de la sociedad.

La documentación aportada por Panamá abre también la puerta a la querella criminal que Pérez Dolset prepara desde septiembre del año pasado contra Planeta Corporación, contra el propio Luis Elías y contra el presidente del grupo, José Creuheras, como autores de un posible delito de falsificación, estafa procesal y detención ilegal. En la querella pide una condena de cárcel de entre 14 y 17 años.

"Sobre sin remitente"

En dicha demanda se pedirían compensaciones por los daños y perjuicios causados a la familia Pérez Dolset, por un valor cercano a los 200 millones de euros, después de que el propio Javier pasase 21 días encarcelado en Soto del Real, además de las detenciones y bloqueos de cuentas de otros directivos como su hermano Ignacio.

En su testimonio ante la justicia, Luis Elías reconoció que la información le había llegado en un sobre sin remitente y, tras el interrogatorio, admitió que el listado le vino de la familia Saint Maló, empresarios panameños con los que Planeta estaría aliada contra los intereses de los Pérez Dolset. De hecho, desde el entorno de la familia indican que es imposible que Elías actuase a título personal y que lo hacía siempre con el consentimiento de su empresa y de sus directivos.

Mauricio Casals, Antena 3 y La Sexta 

La disputa de Planeta y Pérez Dolset fue uno de los principales detonantes de la Operación Hanta, coordinada por la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Nacional, que investiga las irregularidades en la concesión de créditos a Zed -unos 67 millones de euros en ayudas públicas- empresa que en su momento fue uno de los gigantes de los videojuegos y de la animación y que estaba participada por el grupo Planeta en un 25%.

Una operación en la que no solo han sido investigados los directivos de Zed con su fundador, Javier Pérez Dolset, a la cabeza y otros cuatro miembros de su familia, sino que además ha salpicado a otras catorce personas, entre ellos Mauricio Casals. El Consejero de Atresmedia y Presidente del diario La Razón es acusado por los Dolset de ser quien conseguía estos créditos blandos ante la administración del Partido Popular y de amenazarles con usar Antena 3 y La Sexta en su contra.