Messi celebra un gol durante la pasada temporada. Foto: EFE

Messi celebra un gol durante la pasada temporada. Foto: EFE

Empresas DERECHOS DEPORTIVOS

Por qué Vodafone cree que no perderá clientes tras renunciar al fútbol

  • La operadora británica está convencida de que retendrá a sus abonados gracias a su reforzada oferta de contenidos audiovisuales.
  • Orange cree que podrían quedarse con 125.000 clientes de su principal rival tras comprar todos los derechos del fútbol a Telefónica

Noticias relacionadas

La Champions League podría generar un verdadero terremoto en las 'telecos' españolas de cara a septiembre cuando Orange y Movistar -que emitirán la competición- desplieguen todas sus armas de captación de clientes para intentar rentabilizar el coste de la inversión en el principal campeonato de clubes de fútbol.

Muchas voces hablan de que el gran perjudicado de este nuevo escenario será Vodafone que ha decidido no comprar a Telefónica la Champìons League y que no ha renovado El Partidazo, que incluye un partido por jornada del FC Barcelona o del Real Madrid.

Incluso desde Orange se han apresurado en indicar que podrían arrebatar unos 150.000 abonados a la británica con este movimiento. Otras fuentes indican que una cifra similar de clientes podría migrar a Movistar haciendo perder unos 300.000 abonados a la televisión de Vodafone.

400.000 clientes del fútbol

El propio Antonio Coimbra, CEO de Vodafone, indicó a comienzos de este año que su paquete de fútbol tenía 400.000 abonados hasta la temporada pasada cuando tenían Champions, Liga y Partidazo. Los últimos datos oficiales de la CNMC otorgan a la operadora 1,32 millones de clientes de los que más de un 90% poseen paquetes convergentes contratados con la compañía. Orange tiene 639.000 clientes de televisión y Movistar 3,93 millones.

Frente a este escenario en la operadora ponen paños fríos a la supuesta fuga de clientes. Según han detallado a EL ESPAÑOL fuentes de la compañía, están convencidos de que no tendrán una salida masiva de clientes de televisión y que a la larga la evolución del mercado les favorecerá. Económicamente es una apuesta a largo plazo y que incluso es rentable si se fueran todos los 400.000 abonados del fútbol.

El propio Coimbra indicó en invierno que los costes de tener fútbol significaban un desembolso de 240 millones de euros y que todos los abonados con paquetes de Champions y Liga le reportaban unos ingresos de 200 millones de euros. Es decir, una pérdida neta de 40 millones. “Incluso si perdiésemos todos los clientes del fútbol ganaríamos dinero”, indicó durante el Mobile World Congress.  

El efecto de las alianzas estratégicas

Pero no los perderán todos, o su impacto será limitado, según indican los informes de Vodafone. Fuentes del mercado consultadas por este periódico señalan que hay tres factores fundamentales que apoyan la arriesgada tesis de la operadora británica: la apuesta de la compañía por reforzar su paquete de series y películas, el precio de los paquetes de fútbol de su competencia que deberían encarecer el servicio y la posibilidad de que otras OTT también ofrezcan los partidos.

Vodafone presume de tener la oferta más completa de contenidos de cine y series del mercado español tras sus acuerdos con HBO, Filmin o AXN Now, a los que se añaden los contenidos de Netflix y más recientemente los de Movistar Estrenos y Movistar Series. A excepción de Netflix el resto de plataformas están integradas en su interfaz lo que le permite, entre otras cosas, tener a disposición de sus clientes todo el catálogo de películas de estreno de Movistar.

La británica considera que podrá fidelizar a sus clientes de televisión con estos contenidos y que la mayoría preferirá quedarse antes que marcharse a la competencia en búsqueda de la Champions League. Para ello Vodafone también ayudará dejando la Liga Santander sin El Partidazo y la Segunda División a cero euros para los actuales clientes de fútbol y a cinco euros para los nuevos clientes.

El precio del fútbol de Orange y Vodafone

Otro factor que jugaría a favor de Vodafone sería el precio de los actuales paquetes del fútbol. Cuando Telefónica compró los derechos de la Champions a Mediapro por 1.080 millones confiaba en que se mantuvieran las actuales condiciones de mercado. Esto es con Vodafone y Orange comprando los derechos y pagando parte de su coste.

Vodafone compró los anteriores derechos a Mediapro por unos 240 millones y el coste para las siguientes temporadas le podría haber significado unos 300 millones, un montante que deberá ser asumido por Telefónica y Orange. Frente a esta situación, fuentes del sector creen que es difícil que estas dos operadoras puedan mantener congelados los precios del fútbol durante el próximo curso, más allá de promociones temporales.

De momento, Orange ha lanzado una oferta de 22 euros por todo el fútbol y Telefónica ha lanzado una oferta con el fútbol incluido en el paquete básico hasta enero.  Los que son ya son clientes de Movistar podrán disfrutar del aumento de programación de forma totalmente gratuita hasta 2019.

Los nuevos clientes tendrán que contratar el paquete Fusión+ Fútbol por 80 euros/mes si quieren disfrutar de los partidos de Primera, Segunda y la Copa del Rey. Si, además, quieren incluir las competiciones internacionales y el resto de paquetes de Movistar a partir de 2019 (gratis hasta entonces), el coste aumenta hasta los 130 euros/mes.

El efecto de Mediapro y las OTT

El último elemento en discordia es el protagonismo que Mediapro quiera tener en este escenario. Cuando la productora de Jaume Roures vendió los derechos a Telefónica se reservó la posibilidad de comercializar la Champions en bares y en plataformas digitales. De momento, la compañía no ha movido ficha pero no se descarta que pueda ceder estos derechos a Amazon o a Facebook, o emitirlos en Bein Connect, su propia OTT.

En esta caso, fuentes del sector indican que indirectamente se produciría un complemento para la oferta de Vodafone que le permitiría a sus abonados tener el único contenido que les queda contratando otra OTT. Los bajos precios de estos servicios se sumarían a la factura de la compañía de telecomunicaciones. Actualmente Bein Connect cobra 9,99 euros al mes y Amazon cobra 19,95 euros anuales por Prime Video.

Del mismo modo, el Vodafone tampoco descartan poner en marcha nuevas promociones en septiembre que mejoren sus servicios convergentes o los paquetes móviles. El objetivo es fidelizar clientes e impedir la fuga de los abonados del paquete fútbol. Para ello creen que estamos en una carrera de largo aliento.