Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, junto al CEO del grupo, Javier Hidalgo.

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, junto al CEO del grupo, Javier Hidalgo.

Empresas

Air Europa coge impulso para plantar cara a Iberia en Latinoamérica

  • La aerolínea de los Hidalgo prepara una alianza con Air France-KLM.
  • En cinco años, ha aumentado sus pasajeros transportados hacia Latinoamérica en un 45%.

Noticias relacionadas

Viento de cola para Air Europa. Además de ser uno de los pilares del grupo Globalia, la aerolínea de Juan José Hidalgo se ha convertido en un ariete para la conquista de Latinoamérica.

La aerolínea del grupo Globalia cumple 25 años y, como se jactan en su 'casa', vive un momento “único” de expansión y consolidación. Nació con un objetivo: plantar cara a Iberia. Y el trabajo de dos décadas va dando sus frutos. Ahora, dos años después de lanzar Air Europa Express para presionar en el corto radio, llega una oportunidad que, si cristaliza, pondrá en jaque a la aerolínea que preside Luis Gallego en un continente que, hasta ahora, ha sido la joya de la corona.

Air Europa está en conversaciones con Air France-KLM para estrechar sus lazos. La idea es pasar de los acuerdos de código compartido que tiene por separado con cada una de las aerolíneas del grupo franco-holandés para formar una sociedad conjunta ('joint venture') con la que potenciar sus vuelos a Latinoamérica. La clave está en la complementariedad de sus redes y la meta es ofrecer mejores conexiones, nuevas rutas y más oferta de asientos a sus clientes.

Este posible acuerdo pondrá más presión a IAG (matriz de Iberia). Máxime si se tiene en cuenta que Air Europa en los últimos años se ha reforzado con la apertura de nuevos destinos al otro lado del Atlántico”, apuntan los analistas de Bankinter.

Una muestra de la relevancia que se da a este potencial acuerdo es la reacción del mercado. Mientras los títulos de IAG han perdido más de un 3,4% en las dos últimas sesiones, los de Air France han ganado más de un 6,3% a pesar del batacazo de 275 millones en los resultados de 2017.

Globalia tiene claro que su objetivo es “crecer en todas las unidades de negocio”, como decía su consejero delegado, Javier Hidalgo, recientemente. Para lograrlo contemplan alianzas, ‘joint ventures’ y otros modelos de colaboración, aseguraba el ejecutivo. Y después de firmar con Ryanair el año pasado el acuerdo para alimentar los vuelos de largo radio vía Madrid, profundizar en la alianza con Air France ayudaría a la aerolínea a crecer en uno de sus mercados clave.

¿Por qué una empresa conjunta? Básicamente porque las alianzas 'tradicionales' en la aviación son las de compartir códigos (es decir, una ruta que venden conjuntamente las dos compañías) y, en este caso, se quiere ir mucho más allá. La intención es lograr una mayor capacidad de negociación y decisión en busca de la mayor rentabilidad para ambas partes, explican fuentes del mercado.

Sin ser un acuerdo que implique intercambio accionarial, permite a ambas aerolíneas revisar la oferta comercial hacia cada uno de sus destinos y decidir la forma más rentable de operarlos, compartiendo gastos y dividiendo ganancias.

Acuerdo para otoño

Según adelantaron ambas compañías este miércoles, por el momento se están analizando todas las aristas legales antes de poder tomar una decisión. En principio, el acuerdo podría estar listo para principios de otoño, con intención de empezar a operar juntos las rutas a Centroamérica y Sudamérica a partir de marzo de 2019, el arranque de la temporada de verano.

Air Europa y Air France iniciaron los acuerdos de código compartido en 2003 y, actualmente, cubre 21 rutas en Europa. Además, con KLM tiene códigos compartidos desde 2002 y el acuerdo alcanza hoy en día a 19 rutas en Europa.

Air France-KLM tiene otra ‘joint venture’ para las rutas hacia Norteamérica con Delta Air Lines y del que, hasta este año, también formaba parte Alitalia. En mayo anunciaron una ampliación de este acuerdo por el que el grupo franco-holandés comprará el 31% de Virgin Atlantic por 250 millones de euros a Virgin Group. Este acuerdo hará que Air France y Delta sean los principales accionistas de Virgin, con un 80% en total, dejando el restante en manos de Virgin Group.

Por su parte, Air Europa no ha formado hasta ahora ninguna sociedad conjunta, por lo que el acuerdo con Air France sería un espaldarazo para la aerolínea de Hidalgo. Sí tiene una veintena de acuerdos de código compartido, sobre todo con aerolíneas de la alianza Skyteam, y acuerdos de distribución en todos los países con más de 80 compañías. Una 'joint venture' con Air France-KLM les permitiría superar el centenar de rutas hacia Latinoamérica y buscar la fórmula más eficiente para operarlas.

La huella de Air Europa en Latam

El gigante IAG, matriz de Iberia, mantiene entre sus prioridades para 2018 crecer en Norte América y Sudamérica, pero ha desviado parte del esfuerzo hacia Asia, para aprovechar la “creciente demanda del sudeste y norte asiático”, y hacia África en busca de nuevas oportunidades de crecimiento.

En este tiempo, Air Europa ha ido pavimentando su crecimiento en Latinoamérica. Desde 2014, ha aumentado un 45% sus pasajeros transportados hacia la región, hasta los más de 2,4 millones de 2017. Con este esfuerzo, su cuota de mercado habría avanzado cuatro puntos, hasta un 25%, mientras que la de la aerolínea que preside Luis Gallego, habría retrocedido cinco puntos, hasta un 45%.

Iberia opera de forma directa 19 destinos en Centroamérica y Sudamérica y, gracias a sus alianzas de código compartido el número se multiplica por tres. Además, la aerolínea lleva varios años trabajando para crear una 'joint venture' con Latam -fusión de la chilena LAN y la brasileña TAM- y, a falta de la autorización de la autoridad de Competencia chilena, la alianza les haría sumar un centenar de destinos en Latinoamérica.

En el último semestre, la apuesta de Air Europa por Latinoamérica se ha traducido en nuevas rutas y el refuerzo de su operación a países como Ecuador, Bolivia o Argentina.

Actualmente opera 21 rutas, siendo Quito (Ecuador), Recife (Brasil), Guayaquil (Ecuador) y San Pedro Sula (Honduras) las últimas que se han incorporado.

Antes de cerrar 2017, la aerolínea estrenaba su ruta a Recife, que opera con un Airbus 330-200 y dos frecuencias semanales. Esta es la tercera ciudad brasileña a la que se dirigen los aviones de Air Europa, después de iniciar la ruta a Salvador de Bahía en 2003 y a Sao Paulo en 2013.

Renovación de flota

Y después de abrir la ruta a Guayaquil, en Ecuador, Air Europa arrancó este año estrenando ruta a Quito. La capital ecuatoriana “era una asignatura pendiente”, reconocía entonces Imanol Pérez, director comercial de la aerolínea. Además, la compañía se encarga de triangular la ruta Madrid-Quito-Guayaquil, con cinco frecuencias semanales desde el pasado junio. Su previsión es que esta ruta alcance los 90.000 pasajeros transportados al año.

Además la aerolínea está inmersa en un proceso de renovación de flota. En lo que va de año ha recibido dos de los 16 nuevos Boing 787-9 Dreamliner que había encargado y con los que opera de forma regular a Buenos Aires, una ruta que se saldó el pasado ejercicio con 190.000 pasajeros transportados y una ocupación superior del 87%.

Con la llegada de los Dreamliner, la aerolínea inicia la segunda fase de renovación de su flota de largo radio. A medida que vaya recibiendo los 14 restantes, una incorporación que se hará de forma progresiva hasta 2022, la flota de Air Europa se ampliará hasta los 70 aviones en total.