Pasajeros que esperan su embarque en el aeropuerto Madrid-Barajas

Pasajeros que esperan su embarque en el aeropuerto Madrid-Barajas Jorge Barreno Madrid

Empresas

La huelga de Ryanair provoca el caos por cancelaciones sin previo aviso en Italia

  • Los paros del personal de cabina de la aerolínea 'low cost' están programados para el 25 y el 26 de julio.
  • La jornada ha comenzado sin incidencias en España, pero con cancelaciones en otros países.

Noticias relacionadas

El asalto al cielo ha comenzado. Los trabajadores de Ryanair han convocado este miércoles una huelga de 48 horas para denunciar las condiciones de "precarización" a las que se ven sometidos al subir diariamente a los aviones de la firma con sede en Dublín.

El personal de tripulación de la aerolínea reclama que se respeten los derechos laborales de todos los países en los que opera y se reconozca a los representantes elegidos por cada organización para negociar un convenio colectivo. A su vez, y tal como se explicaba en EL ESPAÑOL, los trabajadores de Rynair también se quejan de la presión a la que están sometidos durante sus horas de vuelos. Desde los altos mandos de la compañía se exige vender un perfume, algo de comer y varios boletos de lotería en cada vuelo, algo que no siempre se cumple.

En este sentido, estos 25 y 26 de julio, miércoles y jueves, Ryanair se verá en la obligación de cancelar hasta 400 vuelos. Las personas que sufrirán modificación o cancelación de los viajes ya han sido informadas por diferentes canales, pero se esperan días de ajetreo y mucha tensión.

El Estado buscó una solución

En pleno clima de crispación y de desencuentros entre trabajadores y compañía, el Ministerio de Fomento ha maniobrado para que la huelga sea lo más llevadera posible y no cree caos en los aeropuertos españoles.

Así, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, pedía este martes a las partes implicados “moderación” y un “acuerdo que sea bueno para trabajadores y aerolínea”, pero sobre todo para “España y la industria turística”.

A pesar de las insistencias del Gobierno, las negociaciones entre trabajadores y representantes de la aerolínea no surtieron el efecto deseado y la huelga se mantiene en pie.

Estas palabras, como era de esperar, cayeron en saco roto y la huelga es un hecho. Por eso, el Ministerio de Fomento fijó el pasado viernes los servicios mínimos para los dos días: durante este miércoles y jueves deberán operar el 100% de los vuelos en las islas Canarias y Baleares, el 59% de los servicios domésticos sin transporte alternativo de duración inferior a cinco horas y los internacionales, y el 35% en el resto de operaciones.

Bajo la amenaza de Ryanair

Con las espadas en todo lo alto, lejos de rebajar los ánimos, la compañía mandó un mensaje claro y conciso a sus trabajadores: si los empleados mantienen la idea de continuar con próximas huelgas, habrá recortes y despidos.

"Si estas huelgas innecesarias continúan dañando la confianza de los clientes, los precios y la rentabilidad en determinados mercados nacionales, tendremos que revisar nuestro programa de invierno, lo que puede llevar a reducciones de flota en determinadas bases y pérdidas de empleos en mercados donde los empleados de la competencia interfieren en nuestras negociaciones con nuestra gente y sus sindicatos. No podemos permitir que los vuelos de nuestros clientes sean innecesariamente interrumpidos por una pequeña minoría", explicaba Ryanair en un comunicado.

Dicho escrito coincidió con la presentación de resultados trimestrales de la compañía. Ryanair hizo oficial que, durante el segundo trimestre de 2018, elevó un 9% su cifra de ingresos en el periodo de abril a junio, hasta los 2.079 millones de euros, frente a los 1.910 millones del año pasado. A su vez, la empresa irlandesa espera unos beneficios que superen los 1.250 millones de euros.

Desinformación y dudas

Con estos paros, el principal damnificado parece claro: el turista. Por eso, Facua ha elevado su queja e indica que la aerolínea no ha sido clara a la hora de explicar las indemnizaciones que pueden exigir los clientes.

De hecho, la Federación de Consumidores pidió al Ministerio de Fomento multar a Ryanair por dar información incorrecta a los pasajeros sobre sus derechos ante los paros. Según la denuncia, la aerolínea intenta que los afectados por la huelga no reclamen las compensaciones de 250, 400 y 600 euros que fija el reglamento europeo. Desde este periódico, como se puede observar en el vídeo inferior, ya explicamos cuáles son las cantidades que se pueden reclamar y la cantidad varía, según el destino y los kilómetros del vuelo.

Qué pasa con... Ryanair

A su vez, Facua también presentó una denuncia contra la aerolínea por ofrecer una línea telefónica de alto coste con prefijo 902 para la atención a los pasajeros afectados por los paros que se van a realizar.

No obstante, desde la compañía se señala que “todos los pasajeros cuyos vuelos del 25 y 26 de julio fueron cancelados el miércoles pasado debido a la huelga de tripulantes ya han sido reubicados en vuelos alternativos, o se ha gestionado el reembolso completo de su billete a lo largo del fin de semana”.

Sin sobresaltos en España; cancelaciones en Europa

Los paros, que comenzaban a las 00:00 de este miércoles, ya tienen sus primeras consecuencias. Si bien es cierto que en España todo está transcurriendo con la normalidad peculiar que tiene una huelga, en Italia, Portugal y Bélgica se han producido cancelaciones. A su vez, fuentes del sector indican a EL ESPAÑOL que en el país transalpino no se ha informado a los pasajeros de la huelga, lo que está provocando el desconcierto entre los pasajeros.

La peor parte del descontrol que se está viviendo en Italia se la están llevando los aeropuertos de Pisa y Bérgamo, ya que los aviones siguen en tierra y no han volado a sus destinos. En Portugal se han cancelado hasta 18 vuelos, dos de ellos con destino a Barcelona y Madrid.

En lo que respecta al territorio nacional se ha producido una Inspección de Trabajo en el aeropuerto de Lanzarote. Por otra parte, En el aeropuerto de Palma, la delegación de Gobierno no ha permitido entrar a la terminal a los sindicatos para informar a los pasajeros de los motivos de la huelga.

Por otra parte, la Unión Sindical Obrera considera que "las cancelaciones previas de Ryanair son ilegales ya que no han hecho caso a las indicaciones de Fomento". Por otra parte, no se prevén porque consideran que la de hoy y mañana tienen “mucho poderío” en los cuatro países, y en sitios como Italia sin servicios mínimos se está haciendo sentir muchísimo.