Demetrio Carceller, Manuel Manrique y Moreno Carretero tras la última junta de accionistas.

Demetrio Carceller, Manuel Manrique y Moreno Carretero tras la última junta de accionistas.

Empresas

Sacyr expulsa a Moreno Carretero del consejo

  • El consejo ha decidido este jueves expulsarlo tras el enfrentamiento del empresario con la compañía. 
  • Manuel Manrique a sus accionistas: "Realizar movimientos alejados del bien social sería volver al pasado". 
  • El representante de Moreno Carretero en la Junta: "Ha sido una ejecución societaria, han creado el primer mártir por la transparencia".

La Junta de Accionistas de Sacyr prometía ser movida y no ha defraudado. Nada más arrancar la reunión se anunciaba que el consejo había acordado añadir un punto extraordinario en el orden del día:el "cese”, por no decir expulsión, del empresario José Moreno Carretero del consejo de administración.

El primer paso se daba en la reunión de los consejeros previa a la junta, en donde se le ha solicitado su dimisión y, ante su negativa, se ha acordado su cese.La decisión ha sido tomada por unanimidad de los consejeros y con el voto en contra del propio Moreno Carretero.

Esa medida ha obtenido también el respaldo de los accionistas. ¿Los motivos? Se considera que Beta Asociados (a la que representa el empresario), ha faltado “a sus deberes como administrador” de la sociedad y, por ello, ha sido expulsada. 

El representante de Moreno Carretero en la junta ha mostrado su indignación por todo lo ocurrido y ha hablado de "ejecución societaria". 

El enfrentamiento 

Con esta medida se da un paso más en la escalada tensión entre Sacyr y Moreno Carretero, quien venía reclamando cambios en el gobierno corporativo de la compañía, la búsqueda de un nuevo consejero delegado y que, incluso, había demandado a la constructora. El pasado martes, además, avisaba de que tenía intención de solicitar más consejeros para tener una representación acorde a su participación accionaria. 

La suma de esos acontecimientos pero, sobre todo, el hecho de que Moreno Carretero haya hecho públicas sus intenciones y haya decidido demandar a la compañía es lo que ha motivado "muy a pesar del consejo" su solicitud de expulsión. 

Los derivados, parte de la guerra

En esta junta también se ha dado luz verde a los nuevos estatutos sociales, el reglamento de la junta de accionistas y del consejo de administración.

Entre esos cambios está la obligación de que sus miembros tengan que “informar” sobre las operaciones que quieran realizar sobre valores emitidos de la sociedad a través de derivados financieros, prendas con derechos de uso o préstamo de acciones.

Precisamente esa medida, que era denunciada días atrás por Moreno Carretero, viene justificada -según Manrique- por la necesidad de intentar regular su uso dado que “por sus particulares características puedan afectar a la cotización de las acciones”.

De lo que se trata, ha explicado Manrique, es de “evitar que con estas operaciones un consejero pueda producir volatilidad en el precio de las acciones en el mercado y de anteponer en bien social al individual; y evitar que se pueda ahuyentar a los inversores a largo plazo”.

Sacyr por encima de todo

En el discurso de Manrique ha habido pocas referencias a Moreno Carretero. Sin embargo, sí que ha insistido en que no se puede “dejar nuestra compañía al albur de movimientos anacrónicos y con intereses alejados del bien social sería volver al pasado, recorrer un camino incierto y revivir situaciones poco transparentes que afortunadamente dejamos atrás”. 

Esas palabras, pronunciadas visiblemente enfadado, han venido acompañadas por un "Sacyr está por encima de todo".

Nombramientos 

Tras el adió de Moreno Carretero el consejo de la constructora pasará a tener 13 consejeros, la mayor parte de ellos independientes. Se ha dado autorización a la entrada de Cristina Álvarez, María de Jaén y Joaquín Güell, que sustituyen a los dominicales que “voluntariamente” han abandonado el consejo “en favor de los accionistas minoritarios”, ha explicado

Unos cambios adoptados, ha dicho Manrique, “inéditos entre las compañías españolas” dado que esos consejeros que ahora abandonan la compañía se marchan pese a que algunos dominicales “han aumentado su participación”.