Una familia delante de una tienda de Ikea

Una familia delante de una tienda de Ikea Max Rossi/Reuters

Empresas

Ikea despedirá a 150 personas ante la creciente presión del comercio electrónico

El recorte de personal afectará, sobre todo, a su operación en Suecia, pero también a Bélgica y Países Bajos.

El gigante sueco de muebles Ikea necesita una reorganización para encarar la creciente presión que ejercen los grandes jugadores del comercio electrónico. 

El Grupo Ikea, el franquiciado más grande del concepto Ikea, ha anunciado un recorte de personal que afectará a su operación en Suecia, Países Bajos y Bélgica. En total, prescindirá de 150 trabajadores, 110 de ellos en Suecia. Según la compañía, están inmersos en "una profunda transformación" que les permita "ser una empresa más simple, más ágil y con menos burocracia". 

Ikea manejará la situación "conforme a nuestros valores y apoyaremos a todos los empleados afectados", afirmaba Tolga Öncu, gerente de ventas del grupo, en un comunicado. El número de despidos todavía no está cerrado. "Aún estamos en negociaciones", sostienen desde la compañía.

El Grupo Ikea posee y opera 362 grandes almacenes en 29 países y cuenta con más de 150.000 empleados.

De cabeza al comercio electrónico

Con esta medida, Ikea espera conservar su ventaja sobre Amazon, que el pasado mes de noviembre lanzó dos marcas de mobiliario, pero también quiere mantener a raya a otros competidores como la india Flipkart y las alemanas Otto y Home24. 

El fabricante sueco se ha mostrado reticente a entrar en el juego de la venta online. Pero ante la creciente presión no le queda más remedio que acelerar y está dispuesto a recuperar el tiempo perdido como muestra la fuerte inversión que está dirigiendo al desarrollo de servicios digitales y centros de distribución para apoyar la venta a través de Internet.

En los próximos tres años, el grupo planea invertir más de 3.000 millones de euros en darle una vuelta a su estructura, apostar por las tiendas a pie de calle en las ciudades y reforzar su oferta de servicios online, medidas que ayudarán a la compañía a estar en mayor sintonía con las necesidades actuales del consumidor.

En esta línea, la cadena sueca cuenta ya con una tienda dedicada a los dormitorios en el centro de Madrid, en la calle Serrano, y prevé abrir un nuevo establecimiento en la calle Goya centrado en salones este mismo verano.

"Nuestro modelo de negocio a lo largo de los 75 años de historia de la compañía ha sido enfocarnos en un único canal, nuestras tiendas", apuntaba Öncu en una entrevista con medios locales. "Hoy en día estamos entrando en un nuevo mundo donde queremos conectar con nuestros clientes a través de varios canales. Esto supone que nosotros mismos nos reorganicemos".