Juan Rosell, en su despacho de la CEOE.

Juan Rosell, en su despacho de la CEOE. Moeh Atitar

Empresas EMPRESAS

Las aportaciones empresariales a CEOE han caído un 15% desde el inicio de la crisis

Si en 2016 un pírrico beneficio de 2.000 euros hacía pensar que las cosas empezaban a mejorar, la realidad es tozuda y ha devuelto a la realidad a la organización empresarial con pérdidas de 741.000 euros

Lograr restañar las heridas de la crisis no está siendo tarea sencilla para la patronal CEOE. Si en 2016 un pírrico beneficio de 2.000 euros hacía pensar que las cosas empezaban a mejorar, la realidad es tozuda y ha devuelto a la realidad a la organización empresarial con pérdidas de 741.000 euros, superiores -incluso- a los 187.000 euros que se dejaba en el 2015.

Unos números rojos que llegan tras una provisión de 13 millones de euros para las irregularidades detectadas por el Tribunal de Cuentas en cursos de formación. Y es que, como la propia organización recoge en su memoria anual ha recibido una petición del Servicio de Empleo “sobre procedimiento de reintegro de subvención derivado de las incidencias y recomendación” realizada por el TC.

De esos 13 millones, algo más de cinco millones corresponden directamente a CEOE por el Plan Intersectorial de 2010, y otros 7 millones corresponden directamente a CEPYME.

Los ingresos

Aunque se trata de un hecho puntual y que el año que viene ya no debería estar en sus cuentas, la realidad es que los ingresos de la patronal no han conseguido recuperarse. Es cierto que este ejercicio se ha logrado incrementar un 4% la cifra total hasta los 10,6 millones de euros, pero están todavía muy lejos de los más de 12 millones de euros del 2012. Es decir, una caída cercana al 15%.

Si nos fijamos en las cuotas que abonan las organizaciones miembro, éstas han caído un 13% en los últimos seis años. Pasan de algo más de 6,7 millones a poco más de 5,9 millones. Una caída fruto de la desaparición y fusión de distintas organizaciones, explican fuentes de la propia patronal. Y es que si en 2012 había 232 entidades miembro, el año pasado había 196.

Pero es que ese descenso sigue notándose también en las aportaciones que hacen las empresas miembro de la CEOE. Si en 2012 ingresaba 5,6 millones por este concepto, el año pasado logró 4,7 millones. O lo que es lo mismo, que el descenso es del 15%.

Ahora bien, cabe decir que el trabajo diseñado por Rosell y su equipo para recuperar representación de empresas ha dado resultados. Durante los dos últimos años se ha logrado una recuperación de ingresos en este capítulo. De hecho, en el ejercicio 2017 se lograron esos 4,7 millones, que suponen casi 400.000 euros más que el año anterior.

La imagen de la CEOE

Fuentes de la patronal explican que ya ha 166 empresas adscritas a la CEOE, recuperando -poco a poco- el pulso. Uno de los grandes retos que se marcó el actual presidente de la patronal.

¿Y a qué se debe ese descenso? Causas muy diversas. Pero quienes conocen el entorno de CEOE recuerdan que la crisis hizo mella en los gastos empresariales; pero también la imagen de la patronal se vio muy afectada por distintos escándalos. Recuerdan los casos de Díaz Ferrán entrando en la cárcel, o las imputaciones de Arturo Fernández -entonces vicepresidente y presidente de CEIM-. Todo ello por no hablar de la “tibia” -a tenor algunas organizaciones- respuesta que se ha dado en los últimos tiempos al problema en Cataluña.

Aún así el gran problema con el que se encuentra la patronal, al igual que ocurre con los sindicatos, es la caída de las subvenciones. Mientras que en 2012 lograba ingresar cerca de 7,8 millones de euros, el año pasado tan sólo recibía 1,4 millones. O lo que es lo mismo, que el recorte de dinero público ha sido del 82% en tan sólo seis años.

¿Y a qué responde semejante recorte? Básicamente a dos aspectos. el primero, la crisis económica que ha hecho que las subvenciones públicas se hayan reducido. El segundo, el cambio en el otorgamiento de las ayudas a los cursos de formación por los que CEOE ingresaba -a través del Instituto Superior de Estudios Económicos- algo más de tres millones de euros.

Unas cifras que tendrá que analizar este miércoles la Asamblea General de la patronal CEOE que se celebra en Madrid. Será la última con Juan Rosell como presidente, ya que en el mes de diciembre tocará elegir nuevo patrón de patronos y el catalán ya no puede optar a la reelección, tal y como marcan los estatutos de la organización.

¿Dará el paso Garamendi?

Así que en los próximos meses tendremos que conocer quién o quiénes son los candidatos a dirigir la patronal. Sin embargo, tal y como ha avanzado EL ESPAÑOL todo apunta a que será el actual vicepresidente, Antonio Garamendi, quien dará el paso para liderar la CEOE en los próximos años.

Un movimiento que se considera “natural” entre los patronos, habida cuenta de que -reconocen- el actual presidente de CEPYME ha recorrido todas y cada una de las organizaciones. No parece, por tanto, que vaya a haber otro candidato en liza, más allá de que pueda salir la figura de un ‘mirlo blanco’ en los próximos meses, algo que se da prácticamente por descartado.

Para eso todavía queda tiempo. Entretanto CEOE tendrá tiempo de demostrar que el año que viene ha vuelto a poner sus cuentas en orden, y que logra recuperar el pulso con el beneficio de 28 mil euros que tiene previsto en su presupuesto para el ejercicio 2018, y que contempla una mejora del 45% en los ingresos del dinero ingresado por los programas subvencionados y, al mismo tiempo, seguir elevando las aportaciones empresariales en un 6%.