Una imagen del local que ya tiene Ikea en la calle Serrano de Madrid.

Una imagen del local que ya tiene Ikea en la calle Serrano de Madrid.

Empresas AÑO FISCAL 2016-2017

Ikea gana 98 millones en España, un 19% menos, por sus planes de expansión

Estos resultados se produjeron pese a que la compañía sueca registró una facturación de 1.466 millones, lo que supone un incremento de casi el 6%.

El beneficio neto de Ikea en España retrocedió un 19% en su último año fiscal (entre el 1 de septiembre de 2016 y el 31 de agosto de 2017, ambos inclusive), hasta 98 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 130 millones de euros, lo que supone un descenso del 13%.

Esto pese a que la compañía registró una facturación de 1.466 millones de euros en este mismo periodo, lo que supuso un incremento de casi el 6%. La firma sueca ha anunciado además el aumento de su plantilla en 518 nuevos puestos, hasta alcanzar los 8.676 empleados.

La compañía ha indicado que se encuentra inmersa en un "ambicioso" plan de apuesta y expansión por España, que contempla nuevos y variados formatos comerciales fuera de su negocio tradicional dentro de un modelo omnicanal y el impulso de su transformación digital, "con los planes de inversión que todo ello conlleva".

Planes de expansión en España

Todos los mercados de la firma experimentaron crecimiento de su actividad con una facturación de 356 millones de euros en Cataluña, seguido de Madrid (342,6 millones de euros), Andalucía (257,4 millones de euros), Levante -Murcia y Valencia- (212,4 millones de euros), Noroeste -A Coruña y Asturias- (103,9 millones de euros), Norte -Baracaldo y Pamplona- (98 millones de euros) y Central -Zaragoza y Valladolid- (95,7 millones de euros).

El aumento de visitantes a las tiendas en más de 200.000 personas respecto al año anterior, hasta los 40,6 millones de personas, y a su página web, con 108,7 millones de visitas (+13,5%), representan también el avance de su negocio en España y "la buena acogida de su oferta comercial en el país", según ha destacado la firma.

Ikea llegó a España en 1996 con sus tiendas de Badalona y Alcorcón. "España es también un mercado estratégico para el que Ikea tiene importantes planes a futuro, como mercado piloto de nuevas fórmulas para estar cada vez más cerca del cliente y dar respuesta a sus necesidades. Futuro que prevé además el rediseño de su estructura logística en el país para ampliar localizaciones y cumplir con sus objetivos de mejora en cuanto a experiencia, tiempos y precio del servicio", ha destacado.