Stark Industries lidera la lista de Las 35 grandes empresas de ficción.

Stark Industries lidera la lista de Las 35 grandes empresas de ficción.

Empresas EMPRESAS

Las 35 grandes empresas de ficción: Stark Industries lidera con mano de hierro

Stark Industries, el Banco de Hierro, Gringotts, TCKR y Hooli encabezan un ránking en el que la tecnología ocupa un papel más relevante que nunca.

La primera edición de Las 35 grandes compañías ficticias de EL ESPAÑOL es uno de los primeros ránkings en castellano de este tipo, después de esfuerzos similares realizados en el pasado por medios como Forbes o Time. Es, en todo caso, uno de los más actualizados y demuestra que las tecnologías que han cambiado nuestras vidas en la última década han tenido un impacto al menos igual de importante en mundos de ficción.

La líder absoluta es Stark Industries, el coloso diversificado que dirige Anthony ‘Tony’ Stark y que ha visto disparada su posición tanto por la relevancia intrínseca de las innovaciones que propone en los filmes, como por el peso de estos en la cultura popular. Avengers Infinity War está batiendo récord de preventa de entradas y el peso de los superhéroes Marvel en la taquilla, pero también en merchandising y otros apartados, supone un auténtico rodillo cultural. Si éste fuese un ránking sobre los más ricos de cada universo de ficción, probablemente el protagonista no sería Stark, sino T’Challa, el rey de Wakanda, que se sienta sobre un importante fondo soberano. Pero desde el punto de vista corporativo, Stark Industries es el número uno.

Le sigue el Banco de Hierro de Juego de Tronos, una de las series más populares de todos los tiempos, disponible en Movistar+ y en HBO. Se trata de una entidad sistémica para Poniente y su inclusión nos ha permitido preguntarnos por cosas como el por qué no existe un banco central en el mundo ficticio del Trono de Hierro.

A continuación destaca Gringotts, el banco de los magos. Otra entidad sistémica y el único banco de la comunidad mágica del mundo de Harry Potter. Nos ha servido para descubrir lo que sucede cuando un banco es, además de demasiado grande para caer, demasiado mágico para hacerlo.

En cuarta posición, TCKR, la compañía que ha protagonizado algunos de los mejores episodios de Black Mirror. A pesar de que es relativamente oscura, lo cierto es que su actividad se basa en algo tan trascendente como dar a los humanos la vida después de la muerte, como vimos en San Junipero. Si tomamos en consideración el peso económico de las religiones en la sociedad, uno de los pocos motivos para que no lidere la lista tiene que ver con el hecho de que no es muy conocida por el gran público.

Hooli, en quinta posición, acaba de anunciar el lanzamiento de la Gavin Belson Signature Box 3, y aunque en el mundo de Silicon Valley se habla mucho de las posibilidades de la tecnología de compresión de Richard Hendriks para crear una nueva Internet, lo cierto es que las preventas de la caja B2B de Belson hace pensar que el gran coloso tecnológico de Belson sobrevivirá a sus últimas pifias en realidad virtual y a los problemas de gestión atribuidos a Jack ‘Action’ Barker.

Las 35 grandes empresas de ficción.

Las 35 grandes empresas de ficción.

Wayne Industries ocupa la sexta plaza empujada por su enorme fama, el hecho de que Batman tiene una película por estrenar en poco tiempo y que fabrica lo que un influencer del Universo DC ha considerado “una maravilla de juguetes”. Sin embargo, los superhéroes de Warner dibujan un escenario sepia y tristón en el que no parece que tenga mucha cabida el crecimiento económico.

Delos, de Westworld, es una pionera en robótica e inteligencia artificial que hay que tener muy en cuenta. Sin embargo, los recientes acontecimientos en su parque de atracciones más popular hacen pensar en que su acción se vea perjudicada por el surgimiento de la Singularidad. Nos preguntamos si en el capítulo de “riesgos” de sus cuentas anuales lo incorporan.

Buy n Large es la gran compañía diversificada de un universo, el de Pixar, que goza de magnífica salud comercial y creativa. Aunque surgida del competitivo mundo del yogur, se ha convertido en la pionera del viaje espacial y en la principal responsable de la supervivencia de la raza humana. Teniendo en cuenta que aparece en varias películas de Pixar, desde Up hasta Cars, es razonable asumir que BnL es la corporación de su elección. Mientras la filial de Pixar siga con su salud actual, esta empresa seguirá teniendo un papel preponderante.

Cyberdyne Systems sigue en el top 10 debido, fundamentalmente, a la insistencia de los creadores de Terminator de seguir lanzando películas basadas en el personaje. El hecho de que Arnold Schwarzenegger haya tenido problemas de corazón y se haya recuperado satisfactoriamente de la operación con la frase “he vuelto”, le merece un puesto en el top 10. Pero también el hecho de que se trata de una empresa pionera en la recreación de la importancia de la inteligencia artificial, la robótica y el Internet de las Cosas.

Cerrando el ránking de los diez primeros, nos encontramos con OASIS, la compañía de realidad virtual que está detrás del mundo de ficción de Ready Player One. Probablemente la habríamos incluido en el ránking sólo por el libro, pero el estreno de una película de Steven Spielberg coincidiendo con la publicación de la clasificación le ha hecho ganar algunas posiciones.

Entran los videojuegos

Abstergo, de Assassin´s Creed, es la primera contribución a la lista exclusivamente relacionada con el mundo de los videojuegos. Le sigue Knight Industries, una empresa cuyo peso se mantiene por el auge del coche autónomo y por la posibilidad de un reboot en tono de comedia con John Cena y Kevin Hart.

Umbrella Corporation es la empresa más grande que queda en el mundo poblado de zombies y mutantes de Resident Evil. Y aunque hace tiempo que Perdidos abandonó la televisión, Widmore Industries se merece un homenaje. Capsule Corporation, de Dragon Ball, tiene también su hueco, del mismo modo que Soylent Corp, la empresa ficticia del clásico Cuando el destino nos alcance. Probablemente no estaría en la clasificación de no ser por la existencia de una marca homónima de batidos funcionales.

Tyrell Corporation ha ganado puestos gracias a la vuelta a las pantallas de Blade Runner, y Ammu-Nation ocupa una posición más que respetable debido a la importancia de GTA V y a la preeminencia de la Asociación Nacional del Rifle (NRA). Aunque bajará en próximas ediciones, MomCorp es clave en el universo de Futurama, y no es difícil imaginar el crecimiento que le espera a Mutiny, de Halt and catch fire.

Sirius Cybernetics, de la Guía del Autoestopista Galáctico, nos recuerda la importancia de tener siempre una toalla a mano, y la Very Big Corp. of America de los Monty Python gana puntos con la inclusión del catálogo de los humoristas británicos en Netflix desde abril. La Initech de Trabajo Basura probablemente vive sus últimos días en el ránking, aunque esperamos aún algún coletazo de la Shin Ra Company con el lanzamiento del remake de Final Fantasy VII.

Ayn Rand sigue coleccionando fans, así que es difícil dejar fuera a la d’Anconia Copper de Atlas Desencadenado. Del mismo modo que el desvanecimiento de la fiebre de Pokemon Go no hace que despreciemos a Silph SA. Probablemente veremos caer a Massive Dynamics de Fringe, a la Ewing Oil de Dallas, pese al reboot, a la cerveza Duff de Los Simpsons y a Ryan Industries. La CHOAM de Dune espera sustitutos en el mundo de la ciencia-ficción, así como la Omni Consumer Products de Robocop. Detroit lo ha pasado mal pero ha sobrevivido sin policías robot.

La inclusión de Grey Enterprises sólo se debe a la fama brutal del fenómeno 50 Sombras de Grey, pero dudamos que los fans de la historia se fijasen más en la vida profesional de Christian Grey que en sus abdominales. En ultima posición, pero con mucho margen de crecimiento, la Psychasec de Altered Carbon. Sólo la penaliza un lanzamiento muy reciente y que la serie sólo tiene una temporada a sus espaldas.

Los caídos

Esta clasificación tiene importantes novedades con respecto a otras realizadas en el pasado. La más importante es que hemos dejado caer del ránking muchas empresas básicamente por la pérdida de relevancia popular. Por ejemplo, no están presentes sociedades habituales en muchas otras listas como Rich Industries, Acme Corp, Clampett Oil, Yoyodyne Propulsion Systems, Wonka Industries, Gekko & Co, Spacely Space Sprockets, Warbuck Industries, Nakatomi Trading Corporation o la Virtucon de Austin Powers.

Muchas de ellas son increíblemente famosas, pero o bien son compañías cuyos mundos de ficción están inactivos (Gekko, Nakatomi, Wonka), o bien estaban poco exploradas desde el punto de vista empresarial, o bien estaban anticuadas.

Pero, a cambio, ocupan las primeras posiciones empresas ficticias que hace poco tiempo no existían y que son relativamente oscuras para quienes no estén muy familiarizados con las series o películas en las que aparecen.

Metodología

La metodología que hemos seguido para la elaboración de la lista tiene en cuenta tres factores fundamentales: el peso hipotético de las compañías en el PIB de las comunidades de ficción que representan, la relevancia cultural en términos de ratings pero también de aceptación crítica de los productos de los que forman parte y también un componente relacionado con la innovación, de manera que se ha sobrerrepresentado a las compañías tecnológicas y basadas en tecnologías disruptivas, como sucede también en el mundo real. Por último, hay un componente subjetivo difícil de extraer en un análisis de este tipo.

Entre las condiciones previas para la creación de este ránking está la elección de una única compañía por universo de ficción. De manera que esto nos ha obligado a determinar cuál es la más importante de cada uno de ellos. El hecho de que Stark Industries lidere el ranking implica, por ejemplo, dejar fuera a Oscorp, del mismo modo que la entrada de Wayne Industries supone que LexCorp no forma parte de la lista.

El hecho de que no conozcamos datos reales sobre compañías que no existen obliga a que tengamos que utilizar todos los datos que nos ofrecen los narradores, a menudo omniscientes, de las historias. De esta forma, podemos dejar fuera a compañías significativas por el hecho de que sus fundadores y máximos directivos se dediquen a actividades ilegales que puedan comprometer el futuro de la empresa y de sus empleados. Es uno de los motivos por los que Duff está en la lista pero no ha conseguido entrar en la misma Globex. Puede que Hank Scorpio esté en condiciones de regalar los Denver Broncos, pero es más terrorista internacional que empresario.

La intención del ránking es hacer un esfuerzo para mantenerlo actualizado y que, a partir de la edición del próximo año, se pueda contar también con las empresas que suben y bajan en función de lo que haya sucedido en sus universos de ficción, de la relevancia que tengan pero también de las opiniones de los lectores. Podéis compartir vuestras ideas sobre el ránking en Twitter, a través de @empresas_ee.

Este ránking ha contado con aportaciones de varios expertos en cultura popular como el periodista valenciano Isaac Hernández; Jonathan Sark, de Librería Lasombra, o Enrique Acebes, de la web Eslahoradelastortas.com.