microsoft-surface-laptop-windows-10-s

microsoft-surface-laptop-windows-10-s

Empresas

Microsoft redobla el pulso contra Hacienda para no pagar 18,6 millones

El beneficio en 2017 de la filial española alcanza los 11,6 millones de euros.

Microsoft y Montoro siguen enzarzados. La Agencia Tributaria ha impuesto al gigante estadounidense una sanción de 18,6 millones de euros por los impuestos de sociedades de 2007, 2008 y 2009. Una decisión que éste no comparte y que ha decidido recurrir al no estar de acuerdo con la interpretación de la Agencia Tributaria en torno a sus tributos. Así se refleja en las cuentas del último ejercicio (2017) de la filial española (Microsoft Ibérica) a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL.

El caso está en este momento ante el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) que dirime estas cuestiones. Y parece que va para largo, habida cuenta de la lentitud que lleva el proceso.

El pasado mes de septiembre, Microsoft presentó alegaciones contra Hacienda después de exigirle -en 2015- que presentara más documentación en el expediente sancionador en su contra. Respuesta que llegaba el pasado 16 de agosto, denegando la ampliación del expediente y motivando el recurso de Microsoft.

Ahora será el TEAC quien tenga que decidir sobre las alegaciones presentadas, por lo que parece que el expediente tardará varios meses más en resolverse. Sin embargo, desde la compañía se muestran seguros de que su estrategia es la acertada y de que están al corriente de sus obligaciones tributarias.

De hecho, en la memoria de cuentas anuales de 2017, la sociedad explica que “considera como no probable la materialización de las eventuales obligaciones que pudieran derivarse de este procedimiento”. Así que ha optado -un año más- por no hacer provisiones en sus cuentas.

La historia

Esta sanción data del año 2012, cuando la Agencia Tributaria decidió inspeccionar el impuesto de sociedades de los ejercicios 2007, 2008 y 2009. Un análisis que se extendió hasta el año 2014, cuando se firmó un acta de disconformidad con una propuesta de regularización de 18,4 millones ante el que Microsoft Ibérica presentó alegaciones.

Alegaciones que no sirvieron de nada, dado que el 8 de abril de 2015 la Agencia Tributaria remitió una liquidación de 18,6 millones (200.000 euros más por el aumento de los intereses de demora). A partir de aquí se interpuso un recurso ante el TEAC, en el que todavía Hacienda y Microsoft se ven las caras.

Ahora bien, no es la única discusión que tienen. La Audiencia Nacional tiene que resolver el recurso contencioso administrativo presentado por Microsoft el 11 de noviembre de 2015.

Lo hacía contra un acta abierta y firmada en disconformidad por el Impuesto de Sociedades de 2004 y 2005. Contemplaba una liquidación de 11,9 millones de euros; que fue ratificada por el TEAC y recurrida ante la justicia por la compañía. Así que en este momento “se encuentra cautelarmente suspendida a la fecha de formulación” de las cuentas anuales.

También el IRNR

Al impuesto de sociedades se le suman también distintas liquidaciones sobre el Impuesto de la Renta de No Residentes. En total, 85.600 euros que fueron abonados al fisco, pero contra los que también se interpuso un recurso en la Audiencia Nacional que está pendiente de resolución.

Al margen de la batalla legal entre ambos, Hacienda también ha decidido abrir inspecciones a Microsoft sobre distintos ejercicios. En concreto, por el Impuesto de Sociedades entre 2010 y 2013; el IVA entre noviembre de 2011 y junio de 2013; las retenciones e ingresos a cuenta de los rendimientos del trabajo entre mayo de 2012 y diciembre de 2013 y las retenciones a cuenta del impuesto de no residentes en los mismos períodos que el anterior.

Una situación que se refleja en las últimas cuentas anuales de Microsoft Ibérica, en las que explica que el beneficio alcanza los 11,6 millones de euros; un 0,3% inferior al del año anterior. Esa caída se explica por el aumento de los gastos de personal, que alcanzan los 100,3 millones de euros.