Varios taxis en Madrid.

Varios taxis en Madrid. EP

Empresas

Fedetaxi denunciará a Uber y Cabify por su responsabilidad ante los conductores

Busca investigar la efectiva vinculación de los trabajadores con los entramados de empresas de alquiler de vehículos.

la organización representativa de los taxistas de España, Fedetaxi, presentará en las próximas semanas una denuncia a la Inspección General de Trabajo para la investigación de la efectiva vinculación de los conductores de los entramados de empresas de alquiler de vehículos con conductor con las “empresas de servicios en el ámbito del transporte urbano de viajeros” (según la calificación de la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado 20 de diciembre) como Cabify y Uber.

A juicio de Fedetaxi, con independencia de que las plataformas de Uber o Cabify operan mediante contratos con empresas de VTC, el modelo de negocio de las aplicaciones controla decisivamente los factores económicos y socialmente relevantes del servicio de transporte urbano ofrecido por los conductores en el marco de la plataforma y, por tanto, estas características de dependencia implicarían la relación laboral directa de los conductores de las VTC con las citadas multinacionales.

“Las relaciones entre conductores y plataformas están sujetas a la legislación laboral española, aunque les son de aplicación diversas normas comunitarias que el Ministerio de Empleo debe empezar a considerar tanto para modificar la actual regulación como para llevar a cabo una profunda inspección de estos sectores de actividad. Por ello, vamos a pedir directamente a la ministra que tome cartas en el asunto de una manera decidida”, declaró Miguel Ángel Leal, presidente de Fedetaxi.

Fraude con más de 5.000 trabajadores

Así, estas dos multinacionales, además de haber incurrido presuntamente en infracciones reiteradas de la legislación de los transportes por las que Fedetaxi ya ha denunciado a Uber ante la Consejería de Transportes de Comunidad de Madrid,  podrían estar practicando un fraude a la legislación social para eludir su responsabilidad con los más de 5.000 trabajadores que emplean actualmente en España.

Según apunta Miguel Ángel Leal, “en otros países de nuestro entorno como Reino Unido y Alemania, o en el estado de California las autoridades han reconocido la vinculación laboral de los conductores con las plataformas, y otros casos como las recientes investigaciones a Deliveroo enmarcan un contexto de seria duda sobre el cumplimiento de las normas laborales de estas empresas, de las que nuestras administraciones no pueden sustraerse sin más”.

Fedetaxi advierte de que en caso de ser declaradas responsables laborales, estas plataformas podrían pasar a tener los efectos beneficiosos de los que ahora adolecen para la economía española.

Por último Leal reiteró, por enésima vez, que “las más de 100.000 familias a las que el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha puesto en riesgo de ruina por sus tesis fanáticas a favor de Uber y Cabify ya desmentidas por el Tribunal Europeo y ahora más cuestionadas que nunca por la situación de precarización de los conductores de las VTC, esperan su dimisión todos los días del año y no van a dejar de exigirla hasta ver asumidas responsabilidades”.