Imagen de archivo de la fachada de un hotel en Barcelona

Imagen de archivo de la fachada de un hotel en Barcelona

Empresas Turismo

Las reservas online dejarán a los hoteleros españoles 7.600 millones en 2018

SiteMinder prevé que las reservas directas de hoteles alcancen los 4.400 millones en 2022.

Internet se ha convertido en una herramienta clave para muchos viajeros a la hora de planificar sus vacaciones. Vuelos, hoteles, coches de alquiler e, incluso, espectáculos y restaurantes de los que desean disfrutar durante sus días libres. Lo hacen en plataformas como Booking o Expedia, que agrupan múltiples servicios, pero también a través de las propias páginas web de las empresas.

El auge es tal, que las reservas hoteleras en España se han duplicado desde 2012. Así lo muestra un informe elaborado por la plataforma en la nube del sector hotelero Siteminder con los datos obtenidos por la consultora Euromonitor International, que prevé que a nivel global este año las reservas online superen los 7.600 millones de euros.

La reserva online gusta a los más jóvenes (los menores de 24 años representan un 28% del total), pero el rango de viajeros entre los 25 y 49 años representa la mitad del gasto. Para finales de este año, el uso del móvil como dispositivo preferido para realizar las reservas representará ya un 20% del total en España.

“España ha duplicado el número de reservas online en los últimos cinco años, pero todavía hay mucho espacio para crecer”, explica a EL ESPAÑOL Mateus Coelho, director general de la península Ibérica y Brasil de SiteMinder. “Comparado con otros países europeos, España está todavía muy atrás”.

Según Coelho, el excelente ritmo de crecimiento que ha marcado el turismo en España en los últimos años, con los últimos dos marcando récord histórico en visitantes extranjeros, ha sido clave en este aumento y en la buena marcha de su negocio en el país. “España ofrece la oportunidad de atraer viajeros de todo el mundo que quieren experimentar lo que ofrece el país. Es esencial para los hoteleros locales que saquen partido de esta oportunidad logrando una mayor visibilidad y permitiendo a los potenciales clientes hacer sus reservas de forma instantánea y segura a través de la web”, indica.

Réditos para los hoteleros

El sano crecimiento de las reservas online reportará cuentas alegres a las hoteleras en los próximos años. Si en 2017 las reservas directas sirvieron para que las hoteleras se embolsaran más de 3.100 millones, esa cifra escalará a 3.386 millones este año y llegará casi a 4.400 millones en 2022.

Ese monto, señala el informe de la tecnológica, será más de la mitad de los 8.900 millones que se prevé que alcancen las reservas online para ese año, comiéndole una porción de tarta a las reservas que se hacen a través de intermediarios como Booking y otras plataformas. De hecho, según las

“Las reservas directas han crecido un 113% en los últimos cinco años, lo que muestra una relación más estrecha entre los hoteles y sus huéspedes”, asegura Coelho, que ve necesario abordar que las hoteleras españolas aborden una estrategia en esta dirección durante este año si quieren seguir siendo competitivos en un mercado “altamente saturado”.

SiteMinder es una de las firmas tecnológicas que ofrecen soluciones a las hoteleras para que comercialicen sus habitaciones. A nivel global, la firma trabaja con más de 27.000 hoteles en 160 países y a través de su plataforma, hasta junio de 2017, se habían realizado 57,3 millones de reservas que sumarían más de 18.600 millones de dólares (uno 15.500 millones de euros).

En España, SiteMinder cuenta con alrededor de 2.000 clientes entre grandes cadenas y hoteles independientes, entre los que destacan grupos como Barceló, Palladium, Silken o Sercotel. La firma está conectada además con más de 350 agencias de viaje como Logitravel, Destinia y Hotelbeds, pero también con plataformas globales como Booking y Expedia.

Respecto a los planes en el país, Coelho descarta anticipar datos, pero asegura que con las buenas previsiones sobre la marcha del turismo, su “apuesta por España es todavía muy fuerte”.