María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.

Empresas

Bankinter a los inversores: Cataluña puede traer menor inversión y crecimiento

La entidad presenta este jueves resultados de 2017. 

Cataluña sigue siendo motivo de incertidumbre y preocupación en los mercados. La última señal de alerta la ha lanzado Bankinter para quien la “inestabilidad política en Cataluña podría conllevar una disminución de la inversión y una ralentización del crecimiento”, algo que podría afectar “negativamente” a los negocios y clientes del grupo.

Así lo refleja la entidad que lidera Dolores Dancausa en el último Folleto de Base de Valores de Renta Fija y Estructurado, registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Una emisión de 12.000 millones de euros, en la que destaca que su exposición a la economía catalana es del 10,72%.

Toda una declaración de intenciones a los inversores interesados en acudir a estas emisiones de la entidad. Máxime en un momento clave como el que vivimos, a la espera de conocer si Carles Puigdemont podrá ser -o no- investido como President en el Parlamento catalán. Pero también de que se aclare si el proceso de independencia continuará o no.  

No es la primera advertencia

Un hecho que está provocando que varias empresas alerten del impacto que puede tener la situación política catalana. La última, antes de Bankinter, era Metrovacesa. Y todo porque hay muchos inversores internacionales que no terminan de ver claro qué va a ocurrir. Así que muchos prefieren ponerse la venda antes de la herida.

Fuentes de mercado explican que las operaciones en Cataluña han vuelto a recuperarse tras la aplicación del 155. Asumen que en estos momentos “invierten los más atrevidos”, mientras que los “conservadores” prefieren la estrategia del “wait and see”. Es decir, esperar y ver lo que sucede en las próximas semanas.

No son las únicas advertencias que Bankinter emite sobre nuestro país. También avisa del riesgo de que exista una evolución desfavorable del sector inmobiliario; y de que el crecimiento sea “débil”, fruto de las  elevadas tasas de desempleo. Una situación que “podría afectar negativamente a los ingresos de los hogares de los clientes, afectando a la capacidad de recuperación de préstamos a particulares y, por tanto, derivando en un incremento de saneamientos por insolvencias”.

Resultados 2017

España no es la única preocupación del banco. También muestra dudas sobre qué ocurrirá con el Brexit, "una carrera a muy largo plazo", por lo que descarta encontrar una solución a corto plazo. También el nuevo plan de la reforma fiscal de Trump se cuela en la agenda. 

Este jueves veremos la opinión de la consejera delegada en la rueda de prensa de resultados 2017. Unas cuentas para las que el consenso del mercado espera un beneficio de 481 millones de euros para el conjunto del año. Supone una caída del 1,8% respecto a 2016; Algo que se explica, en parte, por un peor resultado obtenido de las actividades de inversión y trading.