José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC. EFE

Empresas

Fedetaxi pide la dimisión del presidente de la CNMC tras la sentencia sobre Uber

Los taxistas critican el "apoyo fanático" de José María Marín Quemada a las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC). 

La federación Española del Taxi (Fedetaxi) ha exigido la dimisión del presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, por su "apoyo fanático" a las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), tras dictaminar el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) que Uber es una empresa de transporte a la que se le puede exigir licencia y no solo un servicio de intermediación.

El pasado 15 de diciembre la CNMC emitió un informe en el que se oponía al proyecto de Real Decreto que el Ministerio de Fomento ultimaba para regular el sector las VTC, que incluye a empresas como Uber y Cabify, por considerar que no estaban justificadas y que restringían la competencia en el sector.

Restricciones de la competencia

En concreto, el 'superregulador' se pronunció sobre las propuestas de prohibir vender licencias VTC en los dos años siguientes a su concesión, con el fin de evitar especulación con estos títulos, y de articular un registro público en el que las empresas como Uber deban comunicar todos sus contratos de servicios de transporte con el fin de facilitar el control de los mismos a las comunidades autónomas en las que operan. La CNMC consideró que ambas propuestas "restringen la competencia en el sector y no están justificadas bajo los principios de necesidad ni proporcionalidad".

Sin embargo, cinco días después el TUE dictaminó que Uber es un servicio de transporte al que se puede exigir licencia y otras autorizaciones para prestar servicio en los Estados miembros. De acuerdo a las normas comunitarias actuales, le corresponde a los Estados miembros "regular las condiciones de prestación" de estos servicios, según recoge el fallo, que descarta que el servicio prestado por Uber se limite a un "servicio de intermediación".

La sentencia consideró que un servicio de intermediación como el que ofrece la plataforma para poner en contacto a conductores no profesionales que usan su propio vehículo con los usuarios está "indisociablemente vinculado" a un servicio de transportes.

Informe "sesgado y sin base" 

En consecuencia, Fedetaxi ha denunciado que el informe aprobado por el organismo presidido por Marín Quemada fue "sesgado y sin base", a favor de la implantación del modelo Uber para sustituir al del taxi tradicional.

"La CNMC olvidó los intereses de los usuarios y consumidores, de los trabajadores y autónomos, de los contribuyentes y cotizantes, y se puso a la cabeza de un movimiento demoledor del tejido productivo amparado solo en una mentira que suena bien, la mal llamada economía colaborativa", ha reprochado en un comunicado.

Por ello, la organización representativa de los taxistas ha reiterado su petición de dimisión de Marín Quemada acompañada de disculpas a las familias que viven del taxi en España, a las que "ha dado la espalda para defender a multinacionales extranjeras".