La presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Daniele Nouy.

La presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Daniele Nouy. EFE

Empresas

El BCE retrasa unos meses la aplicación de la norma sobre préstamos fallidos

Daniéle Nouy reconoce que pecaron de optimistas, ya que el periodo de consultas concluía el 8 de diciembre.

La implementación de las nuevas reglas sobre el tratamiento que los bancos de la zona euro deberán dar a los préstamos fallidos (NPL por sus siglas en inglés) se retrasará algunos meses, según ha indicado la presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Daniéle Nouy, quien ha subrayado, de todos modos, que estas medidas entrarán en vigor antes de 2019.

"Fuimos un poco optimistas esperando que fuera posible implementar la propuesta el 1 de enero de 2018, ya que el periodo de consultas concluía el 8 de diciembre", reconoce Nouy en una entrevista publicada por el diario portugués 'Público', donde asegura que "es muy probable que la puesta en marcha se retrase unos meses".

Sobre esta cuestión y ante las críticas recibidas por la propuesta del BCE durante el periodo de consultas, la banquera francesa ha defendido que la entidad no ha sobrepasado su mandato, ya que, en su opinión, es obligación del banco central hacer frente a los riesgos y debilidades del sector bancario.

"Tratamiento doloroso"

"Sé que el tratamiento de los préstamos fallidos es doloroso y que algunos países están sufriendo elevados niveles de exposición a préstamos no productivos. Sería normal que no fueran muy entusiastas, pero esto es algo que tiene que hacerse", añade Nouy.

En este sentido, la responsable del Consejo de Supervisión del BCE advierte de la importancia de que los bancos no se enfrenten a la próxima crisis lastrados por el legado de la anterior, ya que "siempre habrá una próxima crisis, siempre habrá una nueva crisis". "Si nada ha cambiado respecto a los NPL, entonces yo no habría hecho mi trabajo", apostilla.

De este modo, Nouy recuerda que la propuesta planteada por el BCE cuenta con el respaldo de una mayoría de países, así como de la Comisión Europea y del Eurogrupo. "Contamos con una gran mayoría favorable a que continuemos en esta dirección", apunta la banquera.

"Cuando los legisladores hablan sobre incrementar la solidaridad y al mismo tiempo reducir el riesgo, el 'elefante en la habitación' es precisamente la exposición a los préstamos fallidos", señala la banquera gala.

Fusiones transfronterizas

Por otro lado, la presidenta del Consejo de Supervisión del BCE ha expresado su confianza en asistir a fusiones entre bancos de distintos países de la zona euro, ya que la buena marcha de la economía del bloque favorece la materialización de este tipo de operaciones.

"Es mucho más fácil buscar fusiones cuando el crecimiento es más fuerte. Por eso, ahora que ha vuelto el crecimiento, pienso que van a comenzar a producirse fusiones", afirma Nouy.

"Ahora es el mejor momento de hacerlo, cuando la economía está creciendo de nuevo, el problema de los préstamos fallidos está siego abordado y los políticos hablan sobre completar la unión bancaria", subraya.

En este sentido, la francesa considera que las fusiones transfronterizas en el seno de la zona euro suponen "el camino a seguir" por lo que duda de que los políticos tengan una visión negativa al respecto.