La tienda temporal de AliExpress en Madrid.

La tienda temporal de AliExpress en Madrid.

Empresas

AliExpress venderá marcas españolas: arranca con moda y estudia más sectores

El gigante electrónico chino se alía con diez enseñas locales para vender sus productos.

Jesús Martínez Nerea San Esteban

AliExpress cambia de estrategia. Aterrizó en España hace años con el objetivo de distribuir productos de bajo coste de vendedores chinos al mercado nacional a través de su plataforma en internet.  Ahora, la compañía asiática, que trabaja para la creación de un equipo propio en el país, se abre a marcas españolas. El primer paso lo ha dado con la moda, tras la introducción de hasta diez marcas y vendedores españoles del sector y la negociación con otros. En los próximos meses decidirá si lo extiende a otros sectores.

La tecnológica funciona como una plataforma de comercio electrónico. Es el intermediario entre vendedores terceros y compradores españoles. Actúa como un marketplace, que cobra una comisión al vendedor por cada una de las operaciones cerradas. Hasta ahora, sólo ofrecía espacio para productos de marcas chinas. Sumaban más de 40 millones, según las cifras de la propia empresa.

¿Cuál ha sido el cambio? La compañía ha llegado a acuerdos de distribución con diez marcas españolas de moda. “Los usuarios españoles nos pedían marcas españolas en la plataforma”, explica en una entrevista con EL ESPAÑOL el responsable de marketing de AliExpress en España, Pello Zúñiga. Fue el pasado 11 de noviembre, el llamado ‘Día de los Solteros’ (el ‘Black Friday chino’), cuando se llevó a cabo el lanzamiento oficial.

Diez enseñas españolas y cortos periodos de entrega

Entre las diez enseñas se encuentran las tres de Comdipunt  (Double Agent, Friday’s Project y Shana), compañía que está tratando de “resurgir” a través del canal online; Venca, Smash, Buylevard o Esdemarca. No obstante, esta es la primera generación. Desde AliExpress insisten en que su objetivo es seguir incluyendo enseñas para ofrecer a los consumidores “una gama de productos locales cada vez más amplia”.

Y es que ofrecer marcas locales tiene muchas ventajas. La primera, conectar con el público de cada país y cambiar su percepción sobre AliExpress: acercarlo. Después, ofrecer periodos de entrega más cortos, uno de los grandes obstáculos que encuentra el gigante electrónico chino. Si la marca es española, la entrega se hará desde el país. Por eso prometen que se pueden recibir entre 2 y 5 días, cuando es frecuente que los pedidos de AliExpress no se reciban hasta pasada la quincena.

¿Por qué empezar por la moda? “Por el potencial histórico español en el mundo textil”, dice Zúñiga, que no descarta que el gigante chino haga lo mismo con otros sectores. “Vamos a empezar con la moda; a medio y largo plazo, valoraremos su rendimiento y veremos si abrir a otras categorías”, asegura.

Estos productos, los locales, se venden en una “nueva ala” dentro del centro comercial online que es AliExpress: ‘Plaza’ es el nombre elegido para dar cabida los artículos españoles. De todos los mercados en los que opera, solo existe algo parecido en Rusia, uno de sus países principales.

Para dar a conocer esta nueva faceta, el gigante chino organizó una ‘pop up’ (tienda temporal) de tres días en el barrio madrileño de Malasaña durante la segunda semana de noviembre. Influencers, diseñadores y talleres de customización sirvieron de marco para presentarla. Una experiencia lúdica e interactiva lejos de lo frío de la compra online. España, sin duda uno de los mercados principales del gigante electrónico, cobra protagonismo en su estrategia.