Sucursa de EVO Banco en la calle Serrano de Madrid

Sucursa de EVO Banco en la calle Serrano de Madrid

Empresas

EVO Banco logra que solo 1 de sus 44 sucursales dé beneficios

En pleno ERE sobre 260 personas, la entidad pierde 3,6 millones de euros entre enero y septiembre. 

Noticias relacionadas

EVO Banco ha perdido 3,6 millones de euros en los primeros nueve meses del año. Así lo ha explicado la dirección de la entidad a los trabajadores en la reunión mantenida este lunes. Una coyuntura que es la que justifica la puesta en marcha del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado la semana pasada. 

Son las cifras que se han puesto encima de la mesa, según fuentes cercanas a las negociaciones, en donde también se ha explicado que de las 44 oficinas que tiene el banco por todo el país, tan sólo una está en beneficios. Una situación que se debe al entorno actual de la banca, con los tipos de interés en mínimos históricos. 

La solución planteada por el equipo de Enrique Tellado pasa por reconvertir el banco en una entidad completamente on-line, que tenga nada más que cinco oficinas. Algo a lo que se ven abocados porque "la práctica totalidad" de sus clientes se encuentran en la parte digital, y no en la física. 

Cierre de sucursales

Según los cálculos planteados en ese encuentro, la reducción de la red de oficinas supone bajar un 30% los costes; a lo que hay que sumar otro 6% por abordar sólo el negocio on-line, dejando a un lado la multicanalidad. La única vía posible para "asegurar" la viabilidad económica del banco. 

De hecho, es en la red comercial donde más salidas se producirán. En concreto, habrá 241 personas afectadas, de 279 trabajadores. En los servicios centrales se verían afectados entre 24 y 29 empleados de 177 que hay ahora mismo en plantilla. Es decir, que el ERE planteado afectará a unas 260 personas; lo que supone cerca del 60% de la plantilla. 

La intención es dejar sólo cinco sucursales repartidas por todo el territorio nacional: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Bilbao. 

Los contactos entre EVO Banco -entidad controlada por el fondo Apollo- y los sindicatos siguen siendo preliminares, y volverán a reunirse este viernes para intentar acercar posturas, ya que por el momento no ha habido propuesta por parte de la compañía. 

Se trata del tercer ERE que pone en marcha EVO Banco desde que comenzara a operar como marca. El último se cerraba en 2016 cuando se sellaba la salida de 135 trabajadores y se anunciaba el cierre de 22 oficinas de las 70 que tenía en su haber.