Sucursal de EVO Banco en la calle Serrano de Madrid

Sucursal de EVO Banco en la calle Serrano de Madrid

Empresas

EVO Banco plantea un ERE que afectará a 270 empleados, el 60% de la plantilla

Cerrará todas las oficinas excepto cinco, que se situarán en las capitales de provincia más importantes para su negocio.

EVO Banco acaba de cifrar el número de personas que se verán afectadas por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha planteado a sus trabajadores. En total, entre 260 y 270 personas perderán su puesto de trabajo en una reorganización comercial que contempla el cierre de 39 oficinas. 

Esta cifra supone que afectará a cerca del 60% de la plantilla de la entidad, compuesta por 460 trabajadores. En concreto, al 58% de los empleados. 

Según la propuesta que ha puesto encima de la mesa EVO Banco a los representantes de los trabajadores, se contempla la salida de 240 trabajadores de las oficinas bancarias; y de otros 25 de los servicios centrales. 

Las oficinas

Una estructura que supone mantener tan sólo cinco oficinas en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Bilbao. Una decisión que la compañía justifica en el proceso de "renovación tecnológica e innovación financiera" en el que se encuentra sumida. 

Se trata de la primera propuesta que EVO Banco ha puesto encima de la mesa a sus trabajadores, en una reunión celebrada este martes y que, a partir de ahora, debe negociar las condiciones para la salida de estas personas

Sólo en Internet

Una propuesta que están analizando en este momento los sindicatos, que hablan del "fin de la entidad" tal y como se conoce hasta ahora, para centrarse exclusivamente en el modelo on-line.

La empresa, controlada por el fondo de inversión Apollo, asegura que buscará "el mejor acuerdo posible para el colectivo afectado, así como para el conjunto de los trabajadores de EVO". 

En una nota publicada por los principales sindicatos de EVO, solicitan el "cese inmediato" del consejero delegado, Enrique Tellado. Aseguran que la red comercial y servicios centrales han cumplido con los objetivos que se les fijaron y "aun así nos encontramos en la situación en la que nos encontramos", sentencian. 

Se trata del tercer ERE que pone en marcha EVO Banco desde que comenzara a operar como marca. El último se cerraba en 2016 cuando se sellaba la salida de 135 trabajadores y se anunciaba el cierre de 22 oficinas de las 70 que tenía en su haber.