Repartidor de Amazon.

Repartidor de Amazon.

Empresas Logística

Amazon Logistics: estas son las paqueteras con las que se ‘salta’ a las grandes

Las españolas Tipsa y Aravinc y la británica OTL ya trabajan para el operador logístico del gigante.

Noticias relacionadas

¿Quién está detrás de Amazon Logistics? Desde hace meses, el gigante del comercio electrónico impulsa su propio operador logístico. Lo hace con pactos comerciales con pequeñas firmas del sector, al margen de grandes proveedores que tradicionalmente han trabajado por la empresa como Correos, Seur o MRW. Ahora, la tecnológica se apoya en firmas españolas como AraVinc o Tipsa y la británica OTL Solutions para llevar a cabo envíos bajo su propia marca.

Desde hace meses, Amazon ha incluido a Logistics como un operador más en su lista de transportistas para los envíos. Y lo hace para determinados paquetes, especialmente en entregas que representan horarios y calendarios muy ajustados para grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla. Para ello, como explicó EL ESPAÑOL, presta su tecnología para terceros a los que subcontrata para trabajar bajo la marca del gigante tecnológico.

AraVinc, una histórica de Barcelona

Entre esos subcontratistas se encuentran dos empresas españolas: AraVinc o Tipsa. La primera es una compañía con casi treinta años de historia en Barcelona, especializada en mensajería urbana y última milla. Está en manos del empresario Josep Ribera Serra, que es el administrador único y consejero delegado.

La compañía, que cuenta con otras sociedades especializadas en logística, cerró el año 2015 -último con datos disponibles en el Registro Mercantil- con unos ingresos de 8,2 millones de euros (frente a los 8,5 millones de un año antes) y con unos beneficios de apenas 68.000 euros.

No es la única que está ofreciendo este servicio. OTL Solutions, una compañía británica con la que AraVinc se ha asociado a nivel internacional, también está prestando servicio para grandes ciudades, según explica Ribera Serra, quien asegura que la española Tipsa también se ha sumado en última instancia a la nómina de empresas que está trabajando. Este último extremo ha sido confirmado por varias fuentes del mercado.

Amazon no ha querido hacer ningún tipo de comentarios sobre los acuerdos con estos proveedores para su servicio de entrega de paquetes. Tampoco OTL o Tipsa han querido hacer comentarios.

La visión de un operador

Con todo, ¿qué visión tiene un pequeño operador que trabaja como subcontratista de Amazon a través de Amazon Logistics? Ribera Serra explica que ellos están especializados en repartos con plazos cortos. “No somos competitivos en el terreno de los grandes operadores, que van a ganar poco o a perder dinero”, explica.

El empresario asegura que lo exigido por Amazon es “ser flexible, cumplir los estándares” y utilizar su aplicación de Amazon. ¿Y qué sucede si la compañía decide prescindir de estos proveedores para montar su propia red logística? “Es una evolución natural y ya lo está probando en otros países; hemos de contemplar esta posible situación y estar preparados por eso tenemos un plan de contingencia”, asegura. En concreto, en el caso de AraVinc, Amazon representa en torno a un 20% de todos sus ingresos. “Trabajamos con otros 20 clientes grandes”, apostilla.

Delivery Mates, sólo para Prime Now

Una compañía que está creciendo rápido ofreciendo servicios de entrega a Amazon es Delivery Mates. Se constituyó como una ‘joint venture’ entre la propia AraVinc y OTL Solutions, con sede en Reino Unido, donde ya trabaja con Amazon y otros gigantes.

En total, según explica Ribera Serra, cuenta con más de 2.000 repartidores entre Italia (500), España y Reino Unido. En el caso del mercado español suma 40 empleados. “No trabaja directamente para Amazon Logistics pero sí para otros clientes de entrega de comida a domicilio”, apunta. En concreto, lo hace para Prime Now, el servicio de entrega en una hora. Desde noviembre de 2016 cuenta con filial española, que, como es lógico, aún no ha presentado cuentas.

Más allá de estos operadores, hay otros que son subcontratistas de otros subcontratistas de Amazon. Es el caso de otros especializados en última milla como Stuart, ‘startup’ con sede en Barcelona que fue comprada por la matriz francesa de Seur (Geopost). Según precisan desde la empresa, cuenta con acuerdos con “diversos operadores logísticos a nivel nacional para completar una parte de su volumen de entregas de última milla en Madrid y Barcelona, entre ellos se encuentran compañías que pueden trabajar directamente para Amazon”. Pero aclara: “Confirmamos que Stuart no tiene ningún acuerdo comercial con Amazon”.

Pruebas con su propia red en EEUU

Amazon prosigue su camino para conquistar el último eslabón de la cadena de la logística que le queda pendiente. Según informaba la agencia estadounidense Bloomberg, el gigante del comercio electrónico está experimentando con un nuevo servicio de entrega con el que competiría de manera directa con grandes de la logística como FedEx o UPS, que desde hace años temen precisamente este movimiento.

Ese servicio, Seller Flex, arrancó en India hace un par de años, pero la tecnológica ha ido introduciéndolo poco a poco en el mercado estadounidense. Se inició en fase experimental en los estados de la Costa Oeste de Estados Unidos para expandirlo durante 2018.