Oficinas de Just Eat.

Oficinas de Just Eat.

Empresas Comida a domicilio

Just Eat España dispara sus ingresos hasta los 18 millones pero repite pérdidas

La compañía cierra el ejercicio con casi 10 millones de euros de números rojos, pese multiplicar por 2,5 los ingresos debido al mayor gasto de personal y de publicidad.

Just Eat dispara su negocio en el mercado español, pero repite los millonarios números rojos. La filial de la compañía de entrega de comida a domicilio multiplicó por 2,5 sus ingresos durante el pasado ejercicio hasta superar los 18 millones de euros y repite pérdidas de casi 10 millones, debido al incremento de gastos de personal y de publicidad y promoción.

En el año de la batalla con Deliveroo y la puesta en marcha de otros servicios de entrega de comida como Uber, Just Eat pisó el acelerador. Pasó de los 7,5 millones de un año antes a los 18,3 millones de ese ejercicio.

El modelo de negocio de Just Eat se basa en la intermediación entre el restaurante y el cliente final. Por ello cobra una comisión al primero. La totalidad de los 18 millones de euros corresponden al negocio del mercado español.

Números rojos similares

Uno de los aspectos que se repite es el de los números rojos en el balance. Si en 2015 alcanzaron pérdidas de 10,2 millones de euros, un año más tarde fueron de 9,9 millones, pese al fuerte crecimiento de los ingresos.

¿Qué hay detrás de esos números rojos? Por un lado, el incremento del personal (de 3,6 a 5,5 millones de euros) por la incorporación de empleados hasta sumar una plantilla media de 90 personas. Por otro, el mantenimiento de fuertes gastos de publicidad y marketing (de 10,1 a 11,1 millones de euros).

¿Hay previsión de lograr rentabilidad a corto plazo en la compañía? En la memoria, la empresa se limita a asegurar que para el ejercicio 2017 esperan "aumentar el nivel de rentabilidad y consolidar los negocios en donde desarrolla sus actividades".

Sin pago a su matriz

Just Eat Spain mantiene un acuerdo de franquicia con la matriz británica. Ese pacto fue suscrito en diciembre de 2012 y tiene una duración indefinida. A la filial le permite explotar la marca y determinados intangibles. ¿Contraprestación? El 15% de los ingresos.

Pero la falta de beneficios en su balance le ha permitido salvarse de ese pago. Y es que esa es la condición es indispensable para ese pago del 'canon' anual. Por tanto, según se deduce de sus cuentas, los 18 millones de euros proceden, principalmente, de todo su negocio en España que se factura de manera directa por parte de la filial.