homeopatia

homeopatia Gtres

Empresas Menos homeopatía en Europa

La creciente ola antihomeopatía castiga los resultados de Boiron

La compañía registra pérdidas por la mala situación de su negocio en Francia, el resto de territorios europeos y en otros países. Solo crece en Estados Unidos. 

Noticias relacionadas

La multinacional Boiron, especializada en homeopatía, registra pérdidas en los resultados de su segundo semestre. La creciente ola antihomeopatía se deja sentir y es que, según declaraciones de la compañía, estos malos resultados se deben a "el descenso de su actividad en Francia y en otro países europeos". 

La multinacional sufrió un descenso del 4,5% en sus ingresos en el segundo semestre, con un facturación 124,4 millones de dólares (106,7 millones de euros). Esto supone 5,8 millones de dólares menos que el mismo periodo del año anterior. Ha registrado pérdidas en Francia (-1,4%), el resto de territorios europeos (-13,1%) y otros países (-21,4%). Solo ha mejorado su situación en Estados Unidos, con un aumento del 2,5%. 

Respecto a los productos, todos los artículos han sufrido pérdidas. Los productos homeopáticos cayeron un 1,9%, en OTC un 8,1% y en el resto un 9,7%. Estos resultados lastran el cómputo global de 2017, que registra una caída del 1,2%. 

Campaña antihomeopatía

Desde hace años, diversas asociaciones europeas han protagonizado campañas antihomeopatía. La más reciente tuvo lugar en abril de 2017, cuando diversos farmacéuticos españoles iniciaron una propaganda contra este tipo de "medicinas" a través de las redes sociales. 

Organismos oficiales como la Real Academia de Farmacia, distintas asociaciones de farmacéuticos como FarmaCiencia o representantes de los principales laboratorios han venido alertando que este tipo de prácticas puede "poner en riesgo la salud". La principal exigencia es que se "revise la situación irregular" de las empresas homeopáticas. 

Entre los hechos que más han contribuido al rechazo a este tipo de prácticas esta el de la muerte, en mayo de este año, de un niño de 7 años al que trataron una otitis con homeopatía. Los padres se negaron a administrar antibióticos al pequeño, que finalmente falleció a causa de la enfermedad.