Manifestación en Valencia en septiembre de 2013 por el cierre de Canal Nou.

Manifestación en Valencia en septiembre de 2013 por el cierre de Canal Nou. EFE

Empresas

Las televisiones autonómicas pierden 230 millones de euros en publicidad a favor del duopolio

Las cadenas públicas piden una financiación estable ante un mercado publicitario “insostenible”.

Noticias relacionadas

La presidenta de la Forta y directora general del Ente Público Radio Televisión de Castilla-La Mancha, Carmen Amores acudió ayer a la Asamblea de Madrid a reunir apoyos para garantizar la supervivencia de las televisión autonómicas. Unas demandas que pasan principalmente por garantizar una financiación estable en el marco de un mercado publicitario es "insostenible".

La Forta pide un plan estable de financiación a largo plazo, superior a los cuatro años de legislatura autonómica. "No pedimos un incremento brutal sino saber a qué escenario nos enfrentamos". Las autonómicas se refieren a los presupuestos públicos, que según indican, varían dependiendo del gobierno de turno y que generan inestabilidad e la imposibilidad de emprender inversiones en el largo plazo.

No obstante, los datos dicen que el principal problema para estas cadenas no tiene que ver con los presupuestos públicos, que se han mantenido relativamente estables durante estos años, sino con la fuerte caída que han tenido sus ingresos por publicidad durante la última década. Los datos acumulados de Infoadex indican que entre 2007 y 2016 las televisiones públicas autonómicas han perdido 227,8 millones de ingresos publicitarios.

Reducen a la mitad su peso en la tarta publicitaria

El 2007, el año en que los medios de comunicación ingresaron más dinero por publicidad, las autonómicas facturaron 354,7 millones, un 10,2% de la tarta total. Diez años después estos ingresos llegaron a 126,9 millones, un desplome del 64,2% y con una cuota que ha caído casi a la mitad, un 5,9% de todos los ingresos que registró el sector.

Estas cifras reflejan que la pérdida de anunciantes de la Forta ha estado muy por debajo del mercado. En este mismo periodo, los ingresos totales de todas las televisiones han caído hasta el 38% y los de la televisión en abierto un 36,3%, la mitad de lo que han perdido las televisiones autonómicas. Los grandes ganadores han sido las cadena de pago, que han pasado en diez años de facturar 60 a 81 millones (un 35,4% de mejora) y el duopolio de Mediaset y Atresmedia.

En el caso de Mediaset ha aumentado su publicidad un 66,9% desde los 550 millones de 2007 hasta los 918 millones de 2016. Lo mismo que Atresmedia que creció un 98%, desde los 449 millones hasta los 893 millones. En un mercado que ha casi un 40% el duopolio ha pasado de tener un 28,8% del mercado a un 85,4% en solo una década. Los principales responsables de esta nueva configuración del mercado han sido el fin de la publicidad de televisión española, las fusiones con Cuatro y La Sexta y la debacle de las autonómicas.

La publicidad influye en la caída de los ingresos 

Respecto de las autonómicas, estos 227 millones de euros que han perdido en facturación publicitaria en diez años, han impactado de manera importante en la caída de sus ingresos totales. Un informe de Uteca de 2010 reflejaba que las autonómicas ingresaron 1.121 millones de euros en 2018, de los cuales un tercio fueron por publicidad. En 2015, otro informe del sindicato de RTVE Unión Profesional indicaba que el presupuesto total de las televisiones autonómicas, ya sin Canal Nou, había caído hasta los 948,7 millones. En total 193 millones menos.

Carmen Amores, presidenta de la FORTA, en una imagen de archivo.

Carmen Amores, presidenta de la FORTA, en una imagen de archivo.

La versión oficial de la presidenta de Forta, Carmen Amores, habla de un "recorte brutal" de un 35,2% en los últimos cinco años, aunque no desglosa esta cifra. Del mismo modo, ha insistido en su comparecencia de ayer ante los medios en que la radiotelevisión pública en España es "más barata" que la media europea porque cuesta 39 euros por habitante al año frente a los 67 euros de la media de la Unión Europea, según un estudio de la Universidad de Santiago de Compostela.

Unos números rojos que, según la Forta, mantienen a las cadenas en una situación económica muy complicada. Es por ello que han pedido que no se les cobre el IVA que la administración les requiere y que les obligaría a pagar 175 millones de euros al año entre todas, casi el 20% de sus actuales presupuestos. "Puede acabar con las televisiones públicas", ha dicho.

La Forta también ha pedido la limitación de los derechos de las televisiones de pago ya que, indican, les quitan audiencia. Además, han reclamado que las plataformas de pago que tengan el deber de ofertar todos los canales de las televisiones autonómicas ya que, según puntualizan, no se ofrecen todos.