Ana Botín, presidenta del Banco Santander, y Manuel Manrique, presidente de Sacyr.

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, y Manuel Manrique, presidente de Sacyr.

Empresas COMO LEONES

Como leones

Ana Botín gestionará el 20% de los créditos y ahorros de los españoles

Más de 240.000 millones de créditos y cerca de 270.000 millones de recursos de clientes es lo que, a partir de ahora, tras comprar el Banco Popular, tendrá bajo su gestión el Banco Santander, presidido por Ana Botín. Tanto en un caso como en otro, prácticamente el 20% de la cuota de mercado del sistema financiero español. Al margen de la digestión de los 37.000 millones de activos tóxicos -la mayoría inmobiliarios-, el mercado de las pymes se convierte en la gran baza a la que Botín espera sacar el mayor provecho.

El Banco Popular era, con diferencia, el líder de este sector con el 14% de la cuota de mercado, mientras que el Santander superaba ligeramente el 11%. Ahora, el 25% de este nicho de negocio garantiza a la entidad ingresos recurrentes y rentabilidad. Además, aglutina una red de sucursales con presencia en toda España y con un mayor peso en las regiones que más aportan al PIB nacional. Con todo, y a pesar del ‘agujero negro’ que supone el ladrillo tóxico, el Santander confía en cumplir los objetivos previstos a finales de 2018, de llegar a 18,6 millones de clientes vinculados, a 30 millones de clientes digitales, mantener la ratio de eficiencia en el 46%, crecer a doble dígito en el beneficio por acción e incrementar por encima del 11% la ratio de solvencia. ¿Lo conseguirá? La experiencia del pasado reciente permite ser optimistas y el mercado así lo intuye con las subidas que ha registrado la acción tras la compra del Popular.

Manuel Manrique consigue lavar en casa la ropa sucia de Sacyr

Durante las últimas semanas se ha hablado de cómo uno de los grandes fracasos de Emilio Saracho al frente del Banco Popular fue no dar la cara ante accionistas y periodistas. Pues bien, nadie puede acusar a Manuel Manrique del mismo pecado al frente de Sacyr. Durante la reciente Junta General de Accionistas de la constructora, el directivo dio una lección de qué hacer ante una situación difícil y sobre cómo calmar los tambores de guerra que parecían llegar desde el seno del consejo.

Manrique no sólo aprovechó la reunión de propietarios para hacer un guiño al grupo canario Lopesan, que recientemente se hizo con un 2,45% de la sociedad y probablemente reciba en breve un asiento en el consejo. También dedicó tiempo suficiente a la prensa económica para defender que los rumores de guerra abierta en la dirección son exagerados y que hay un consenso a pesar de la entrada de José del Pilar Moreno Carretero en el accionariado. 

“El 80% de lo que se ha publicado sobre el consejo de Sacyr es incorrecto y el 20% restante, inexacto. Y aún así aquí estoy, sonriéndoos", dijo a la prensa, a la que dedicó tiempo suficiente como para aclarar cualquier duda sobre el futuro de la empresa. Incluso hizo un guiño a la igualdad de género al señalar que se estudiará la posibilidad de incorporar más mujeres en el consejo, para cumplir el objetivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de llegar al 30% de aquí a 2020.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Pablo Iglesias en una imagen de archivo.

Así es el ‘asalto’ a las empresas que le gustaría a Iglesias y que (en teoría) tendrá que esperar

Siguiente