Cristobal Montoro, tras el Consejo de Ministros del pasado viernes.

Cristobal Montoro, tras el Consejo de Ministros del pasado viernes. Efe

Empresas QUERELLA DE ANTICORRUPCIÓN

Sombras de Montoro: las 9 sospechas que pesan sobre Equipo Económico

La actividad de Equipo Económico, antes Montoro y Asociados, ha estado íntimamente relacionada con el poder político y, concretamente, con una serie de nombres propios profundamente interrelacionados.

Noticias relacionadas

En 2006 Cristobal Montoro iba a dejar la política. José Luis Rodríguez Zapatero había ganado las elecciones dos años antes y el exministro, ahora eurodiputado, decidió pedir ayuda a un grupo de amigos para poner en marcha una empresa. Se trataba, en sus orígenes, de una sociedad de asesoramiento a gobiernos extranjeros sobre reformas estructurales y su nombre era Montoro y Asociados.

Entre esos amigos, el economista Lorenzo Bernaldo de Quirós, que ocupó el cargo de administrador único de la sociedad, y el ministro Luis de Guindos, que jamás llegaría a ocupar cargo alguno pero que ayudó a avalar con su imagen e influencia la sociedad en estos primeros pasos. 
El problema es que muy pronto este despacho empezó a ofrecer una cara muy distinta de la fundacional, con contratos de factura dudosa que alejaron a ambas figuras. El registro mercantil indica que Bernaldo de Quirós apenas aguantó tres meses al frente del barco. 
No pasó nada. Raudo, su papel lo ocupó Ricardo Martínez Rico, quien ha sido desde octubre de 2006 administrador de la sociedad y, que aparece, desde 2008, también como su presidente. El hermano de Montoro, Ricardo, fue socio directo de esta empresa hasta diciembre de 2012.
Martínez Rico había sido un hombre de confianza de Montoro, que en 2003 le nombró secretario de Estado de Presupuestos, donde contaba con un presupuesto superior a los 250.000 millones y contaba con un equipo de más de 3.000 personas. En aquella época, según él mismo, "impulsó las políticas de liberalización, privatizaciones, financiación privada de infraestructuras y reformas estructurales de la economía española, con efectos muy positivos sobre el crecimiento económico español".
Con la llegada del PSOE al poder pasó a ocupar el cargo de jefe de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Washington. Sí, la misma sobre la que en EL ESPAÑOL hemos escrito largo y tendido, llegando a calificarla de verdadera "agencia de colocación" para el poder político.
Es en la época de Martínez Rico cuando empiezan las actividades que poco o nada tienen que ver con la actividad que Montoro pensó poner en marcha inicialmente.

1. Imade 

Uno de los sostenes de Equipo Económico en sus orígenes fue un lucrativo contrato con el antiguo Instituto Económico de Desarrollo (Imade) en tiempos de Ignacio González como presidente de la Comunidad de Madrid. En enero de 2011, González la cerraba a toda velocidad y sin informar a sus trabajadores.
"Estuvieron cobrando más de un millón de euros al año del Imade, fue uno de sus sostenes durante mucho tiempo", explican fuentes próximas al despacho. La relación entre ambos está probada documentalmente. Era la época en la que se organizaban simposios como 'La Comunidad de Madrid ante el reto del I+D+i' en el exclusivo Club Financiero Génova. 
Dicho encuentro contó con la participación de Ricardo Martínez Rico, del consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, del gerente que tenía entonces Imade, Aurelio García de Sola, de José Ramón Sanz Pinedo, presidente de la Comisión Consultiva de Innovación y Nuevas Tecnologías de la Cámara de Comercio de Madrid/CEIM y de Manuel Silván, entonces director del departamento fiscal de Abengoa.
Pues bien, muchos de esos nombres formaron parte del entramado de Equipo Económico durante años. 

2. Madrid Network y otros

En 2011, por ejemplo, Antonio Beteta presidía Madrid Network como consejero de Hacienda de Esperanza Aguirre, antes de ser nombrado secretario de Estado de Administraciones Públicas, un cargo que ocupó hasta noviembre de 2016. En aquella etapa, Beteta adjudicó a Equipo Económico un total de 646.073 euros. Fue adjudicado sin concurso. Y no era el primero. Entre 2008 y 2011 el despacho cobró casi dos millones por dos acuerdos sobre "asesoramiento estratégico de I+D+i" y por un servicio de "información y asesoramiento de I+D+i". Nada que ver con el objeto inicial de la sociedad. Asesorar a gobiernos extranjeros sobre reformas estructurales quedaba muy lejos. 
Ese año, Madrid Network se había subrogado un colosal contrato de 80 millones con el Ministerio de Ciencia e Innovación que antes gestionaba Imade. Pero Imade era una empresa pública y, en cambio, Madrid Network era una entidad casi totalmente opaca que movía con soltura dinero público y que concedía préstamos a altos cargos de la comunidad. ¿Uno de ellos? El préstamo de ocho millones que recibió Ildefonso de Miguel, exgerente del Canal de Isabel II, que a su vez es uno de los implicados en la Operación Lezo.
Equipo Económico nunca negó la relación con Madrid Network y defendió la valía de sus servicios.

3. La relación con la CAM

La relación entre Equipo Económico y la Comunidad de Madrid nunca se enfrió. En julio de 2009, el despacho recibió por el mismo procedimiento un contrato de 69.252 euros por elaborar estudios sobre la aplicación de la normativa para la Ley de Dependencia. Innovación, dependencia, fiscalidad, eran expertos en todo.
El mismo año se aprobó una colaboración de 35.000 euros entre la Consejería de Economía y Hacienda y la patronal madrileña (CEIM) para patrocinar el Libro Blanco para la Internacionalización de las Empresas Madrileñas, dirigido por Martínez Rico y participado también por la Caja Madrid de las tarjetas black y la Cámara de Comercio madrileña. Arturo Fernández, presidente de CEIM desde 2007 y de la Cámara de Comercio desde 2010, fue condenado a seis meses de cárcel por las tarjetas irregulares. Fernández llegó a afirmar que dicho acuerdo "fue un encargo de la época de Beteta, nos planteó que colaborásemos en el libro blanco".

4. Abengoa

Una de las relaciones más polémicas de Equipo Económico fue la presencia de Ricardo Martínez Rico como consejero de Abengoa, empresa de la que no sólo sacó un nutritivo sobresueldo (era una de las empresas del Ibex más generosas con sus consejeros), sino también contratos de asesoría que nunca han reconocido públicamente pese a ser obvia su existencia.
¿Cómo se demostró ésta? De la forma más flagrante posible. Durante una reunión de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos durante la cual Montoro aireó un informe supuestamente elaborado por su Ministerio en el que se mostraba rotundamente en contra de la retirada de las primas a las energías renovables que pretendía el exministro José Manuel Soria.
Cuando el canario vio el informe de Montoro dejó helada a la concurrencia al sacarse, casi literalmente de la manga, otro igual que venía firmado por Abengoa. ¿La única relación posible? Muy obvia. Todo apunta a que Equipo Económico entregó el mismo papel a su antiguo socio y a la empresa a la que asesoraba. 
Al mismo tiempo, otro socio-director de Equipo Económico, Manuel de Vicente Tutor, era secretario no consejero de la empresa de energía fotovoltaica Solaria
¿Hasta qué punto era legal que coincidiese el puesto de consejero de una cotizada como Abengoa con posibles contratos otorgados para una de sus sociedades? ¿Estuvo relacionado el fuerte sesgo de Montoro a favor de estas energías con la implicación no de uno, sino de dos de sus antiguos asociados con empresas del sector?
Lo único que quedó claro fue el envenenamiento de las relaciones entre Montoro y Soria. Hoy sólo uno permanece en el Gobierno de Mariano Rajoy.

5. Red Eléctrica y la Sepi

Equipo Económico había trabajado también para el Ayuntamiento de Tres Cantos, en aquel entonces gobernado por José Folgado para el PP. Folgado sería después presidente de Red Eléctrica, de la que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) controlaba un 20% y que estaba adscrita a Hacienda. Pues bien, Red Eléctrica también adjudicó trabajos a Equipo Económico, supuestamente para informarle sobre los beneficios fiscales potenciales de tener una fundación propia. 
El año pasado el Consejo de Ministros aprobó el nombramiento de Pilar Platero como nueva presidente de la SEPI. Hasta entonces, y desde 2009, había tenido un puesto de socia en el despacho.

6. Ebro Puleva

José Manuel Fernández Norniella fue hasta 2005 presidente de la empresa antes conocida como Ebro Pulebra (hoy Ebro Foods, después pasó a ser presidente de honor). Pero también fue presidente del Consejo Superior de Cámaras y fue colocado por Miguel Blesa en Caja Madrid, donde se sumó al 'prestigioso' club de usuarios de las tarjetas black de la entidad. Norniella fue fundamental en aquella época para negociar desde la entidad con Luis Pineda y la falsa asociación de consumidores Ausbanc, experta en extorsionar a los bancos.
Fuentes conocedoras a la situación confirman que Norniella, aprovechando su peso específico en Ebro Puleva, se aseguró de encargar al despacho "temas fiscales muy bien pagados" por parte de dicha empresa.
¿Casualidad? No exactamente. Norniella fue uno de los padres de Equipo Económico y vicepresidente del despacho entre 2008 y diciembre de 2009.

7. Las Cámaras


La querella de Anticorrupción contra Equipo Económico y el expresidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Manuel Teruel, está relacionada con un contrato por un importe de unos 200.000 euros para analizar el impacto de la nueva normativa reguladora de su actividad. Según el texto de la misma, tendría que haberse producido un concurso público. Teruel, por cierto, ha tenido una notable relación registral con empresas de energías renovables.
En 2011, la Cámara de Comercio de Madrid reconocía que había otorgado un contrato a Equipo Económico por 30.000 euros para realizar el estudio económico que acompañaba al ERE que realizó dicho organismo. La Cámara afirmó que no se precisó de concurso “por razón de dicho importe y tratándose de servicios profesionales”.

Equipo Económico ha sido además especialmente activo en el mundo de los ERE de medios de comunicación. Recientemente, durante la etapa de David Jiménez como director de El Mundo, recomendaba despedir a 224 personas en Unidad Editorial, y cerrar dos delegaciones del rotativo, así como el casi desmantelamiento de Radio Marca y el cierre de las revistas La Aventura de la Historia y Actualidad Económica

8. Codere

El antiguo despacho de Montoro, que como hemos señalado tuvo una importante vinculación de varios tipos con la Comunidad de Madrid en tiempos de Esperanza Aguirre e Ignacio González, también colaboró con el coloso español del juego Codere en los tiempos en los que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, era secretario general y del consejo de administración de esta empresa. El mismo Rafael Catalá que envió un SMS a González deseándole el fin de "los líos". Como dice Mariano Rajoy, protagonista de otro mensaje de texto de luctuoso recuerdo, "esas cosas pasan".

La influencia de Equipo Económico fue poderosísima. Consiguió que el Ministerio de Hacienda metiese un 'palo' fiscal de 150 millones a las compañías internacionales, bajo amenaza de no entregarles licencias si no pagaban. “Esto drenó los presupuestos de márketing de los rivales de Codere, dejándoles más vulnerables”, informaba Bloomberg en 2013.

9. Amnistía fiscal

Un aspecto difícil de contrastar es qué papel jugó el despacho en el proceso de regularización fiscal iniciado en 2012. Al menos un antiguo cliente del despacho ha confirmado a EL ESPAÑOL que Equipo Económico estuvo en algún momento dedicado a esta actividad, si bien no llegó a contratar sus servicios debido a su elevada minuta
El hecho de tener tantos expertos en fiscalidad que han ido y venido de Hacienda o de empresas de la SEPI, muchos de ellos relacionados en algún momento con Montoro, probablemente justifique tanta confianza en la calidad de su trabajo y los resultados que se podían obtener.

La respuesta

Ante la querella de la Fiscalía Anticorrupción, Montoro ha marcado las distancias con su antiguo despacho como un árbitro marca la separación de la barrera. Sólo le ha faltado el espray. "Por mí como si se refundan o se reinventan", ha afirmado el ministro. 
Equipo Económico, por su parte, insiste en "la plena legalidad de su actuación y considera que la querella se basa en hechos falsos, y por tanto carece de todo fundamento jurídico, persiguiendo un objetivo distinto de la defensa de la legalidad". Concretamente, acusa de mala fe procesal a la fiscal Carmen García Cerdá y recuerda que fue el Consejo Superior de Cámaras quien se acercó al despacho y no al revés, haciendo "efectivamente y realmente el trabajo encargado".
Creen que la querella "está plagada de errores jurídicos, incongruencias y falta de rigor fáctico y normativo" y se ha realizado "atendiendo a objetivos e intereses difíciles de entender". Dificilísimos.