¿Es seguro comprar por internet?

¿Es seguro comprar por internet?

Economía

¿Es seguro comprar por internet?

Los sistemas de seguridad para comprar por internet son cada vez más fiables, aun así, es importante practicar un consumo online seguro para evitar fraudes.

El comercio online es un modelo de negocio cada vez más extendido entre los consumidores. 7 de cada 10 internautas compran online, según los datos del Estudio Anual eCommerce de la asociación publicitaria IAB Spain. El número de establecimientos que ofrecen sus servicios de forma online crece al igual que lo hace el número de ventas. El e-commerce ya es una industria que mueve 8.525 millones de euros, un 21% más que en 2016, según cifras de CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia).

Pero con el auge de la venta online también florecen las páginas web falsas y las estafas. Para saber si una página web cuenta con un sistema seguro, debemos comprobar si dispone del protocolo de seguridad SSL (Secure Sockets Layer). Podemos identificarlo porque en la barra de navegación aparecerá la imagen de un candado cerrado y la url cambiará de 'http://' a 'https://'. El certificado SSL encripta datos como las contraseñas o el número de la tarjeta de crédito para protegerlos de los ciberdelincuentes. Este sistema es el más utilizado por las tiendas online en la actualidad por su bajo coste y facilidad de implantación.

Consejos para comprar de forma segura

Hay una serie de consejos que puedes aplicar en tus próximas compras online para tener una experiencia totalmente segura.

  • Preparar el dispositivo. Antes de proceder a la compra online, es recomendable tener un sistema de antivirus actualizado. Muchos de estos programas ofrecen, además, una plataforma propia para realizar los pagos de la forma más segura posible.
  • Revisa la página web. El 44% del fraude online se produce con la oferta de productos de páginas comerciales falsas, según indica el último informe de Ciberseguridad y Confianza en los hogares españoles realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones. Revisar la página web y los datos del vendedor en busca de elementos sospechosos puede salvarte de un posible fraude. Comprueba las opiniones de terceras personas sobre la tienda online y no te fíes de aquellos productos que parecen demasiado buenos para ser reales. En muchas ocasiones, los precios extremadamente bajos esconden artículos defectuosos o que no se corresponden con la imagen publicitada.
  • Conoce los métodos de pago para elegir el que más se adecúe a ti.

¿Cuál es la forma más segura de realizar un pago?

  • Tarjetas de crédito: Es el sistema más extendido por las tiendas online. El pago a través de TPV (Terminal Punto de Venta) es uno de los más utilizados por su sencillez - basta con introducir el número de tarjeta y el código de seguridad CVV - pero también es uno de los que más ataques sufre. Con este método, la información de la tarjeta está más expuesta, así que para evitar el robo de información es preciso que los establecimientos utilicen algún sistema de autenticación que verifique los datos del cliente. Lo habitual es el envío de un código vía SMS para habilitar el pago.
  • Tarjetas prepago: Con este sistema contaremos con un depósito mínimo de dinero para realizar la compra y así minimizar la cantidad que exponemos. Uno de los sistemas de compra por internet más seguros es la tarjeta virtual eCash de Banco Santander. Se trata de una tarjeta prepago que puedes utilizar de forma exclusiva para las compras por internet. Puedes cargarla con el importe exacto de la compra que vayas a realizar y evitar así posibles problemas. Recargar la tarjeta es gratuito, solo tiene un importe mínimo de 6€ y un máximo de 1.650€. Esta operación se puede llevar a cabo en cualquier cajero u oficina de Santander, por teléfono, en la página web del banco o a través de la aplicación móvil. La tarjeta eCash además cuenta con el Servicio de Comercio Electrónico Seguro (CES), un sistema para autorizar las compras online a través de un código que se envía al teléfono móvil asociado a la tarjeta.
  • Pasarelas de pago como PayPal, Google Wallet, Apple Pay, Stripe o la española Marketpay. Estas plataformas actúan como intermediario entre el comercio y el cliente. Son muy seguras porque no envían información de la tarjeta de crédito al vendedor. De los sistemas mencionados, "PayPal sigue siendo el sistema de pago preferido para los compradores online", según el informe de IAB Spain.
  • Transferencia bancaria: En estos casos la tienda proporciona un número de cuenta donde el comprador pueda depositar el dinero. Es un procedimiento más lento y en ocasiones, el banco puede cobrar algún tipo de comisión por realizar el pago.
  • Pago contra-reembolso: Es uno de los métodos más seguros, porque permite abonar el coste de la compra al transportista cuando se recibe el producto. Sin embargo, no todas las tiendas online adoptan este sistema de pago.

Todos estos sistemas son cada vez más seguros y cuentan con numerosas formas de proteger los datos personales cuando se compra por internet, pero sigue siendo importante practicar un consumo online seguro basado en el conocimiento y unos hábitos de compra 'saludables'.

El Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones ha recogido un descenso en algunas prácticas recomendables, como comprobar que se está utilizando una conexión segura. También ha aumentado el número de usuarios que utilizan equipos públicos para la compra online a un 85%. Este procedimiento no es seguro, ya que en las redes de conexión públicas nuestros datos quedan expuestos. Por otro lado, sí que hay mejora en aspectos como cerrar la sesión al terminar un proceso de compra (lo hace un 90% de los encuestados), o el uso de las tarjetas prepago, que se han popularizado en los últimos años. Si adoptas estos hábitos y consejos podrás disfrutar de una experiencia de compra online más segura.