El K4 español, con Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade, consiguió la medalla de plata en los Mundiales de piragüismo, que se están disputando en Szeged (Hungría), y aseguró la clasificación de la embarcación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Noticias relacionadas

En ausencia de Cristian Toro, quien renunció a este campeonato por motivos personales, Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade reivindicaron su valor como cuarteto y lograron el subcampeonato del mundo.

Acariciaron el oro, pero en los metros finales cedieron en su pulso con los alemanes Tom Liebscher, Ronald Rauhe, Max Rendschmidt y Max Lemke, por 0.51 segundos.

Eslovaquia, con Erik Vlcek, Adam Botek, Csaba Zalka y Samuel Balaz, ganó la presea de bronce (+1.70) sobre un recorrido de 500 metros.

Siete medallas españolas

Con la plata del K4 masculino, la delegación española suma siete medallas en estos campeonatos, a falta de las finales de fondo que se disputarán a partir de las 14:30 (hora peninsular).

En el turno matinal, España celebró la captura de otra presea: la plata del manchego Paco Cubelos y del vasco Iñigo Peña en el K2 100, asimismo clasificatoria para los Juegos de Tokio 2020.

El mallorquín Sete Benavides terminó en cuarta posición la Final A del C1 200, mientras que el asturiano Juan Oriyés y el zamorano Dani Abad fueron quintos en el K2 200.

El C4 500, con Mohssine Moutahir, Pablo Martínez, Ignacio Calvo y David Fernández, fue sexto.

[Más información: Saúl Craviotto será el abanderado español en Tokio 2020]