Tragedia en Portugal. El fútbol sala, uno de los deportes más practicados en el país vecino, fue testigo de una de las mayores desolaciones que se recuerdan. En pleno partido de la segunda división portuguesa, Fábio Mendes caía al suelo de manera fulminante, provocando unas desoladoras imágenes entre sus compañeros y sus rivales, que se fundieron en un abrazo. 

Noticias relacionadas

Los servicios médicos salieron al instante para intentar salvar la vida del jugador, pero no pudieron hacer nada. El jugador murió en el acto. Sus compañeros no podían creer lo que había pasado y su reacción era de desolación y angustia. El jugador recién llegado desde Italia, donde consiguió forjar su nombre y ser uno de los mejores jugadores. Su etapa en Portugal ha acabado de la manera más horrible para Mendes. 

Y no es la única tragedia que atravesaba el club. Ya que hace menos de un año otro jugador de la plantilla, Joao Gregorio, fallecía tras un accidente de coche. El aluvión de mensajes no se hizo esperar, ya que nadie entiende cómo pueden producirse estas muertes súbitas con la gran mejora en los servicios médicos de los equipos de cualquier deporte importante.

 

[Más información: Muere un jugador de fútbol sala de Costa Rica en un accidente de tráfico]