Fernando Alonso sigue quemando etapas en su regreso a la Fórmula 1. El asturiano no ve la hora de subirse a un Renault para poder volver a competir y medirse a los mejores. Sin embargo, ha tenido que conformarse hasta ahora con dar unas vueltas con el RS20 en un filming day del mundial y con un par de test con un monoplaza del año 2018.

Noticias relacionadas

No obstante, estas pruebas han sido muy positivas para el asturiano, que llevaba más de dos años sin subirse a un Fórmula 1 y sin volver a sentir esa sensación de libertad y de riesgo, esa velocidad desmedida y esa adrenalina que solo conocen los pilotos del 'Gran Circo'. La adaptación de Fernando Alonso va por buen camino.

El asturiano quiere más y no se conforma con lo hecho hasta ahora, por eso desde Renault siguen presionando a la FIA para encontrar más pruebas en las que el piloto español pueda seguir experimentando sus sensaciones y las de volver a estar dentro de un monoplaza, algo muy distinto a lo que ha hecho en los últimos años, donde ha competido en óvalos, en carreras de resistencia y en el Dakar. 

Fernando Alonso, junto a los ingenieros del equipo Renault Renault F1

Además, la adaptación de Fernando no es solo la puramente técnica de conducir un Fórmula 1, algo muy complicado y no al alcance de muchas manos, si no también implica un componente físico. Pilotar a altas velocidades requiere una exigencia física brutal, especialmente en zonas como el cuello, algo que Fernando ha perdido en parte durante estos años en los que subirse a un Fórmula 1 no era su rutina habitual domingo tras domingo. Por ello, necesita horas de rodaje para que su cuerpo se vuelva a adaptar a esa exigencia. 

El gran objetivo de Renault y de Alonso es estar presente en el test de jóvenes pilotos de Abu Dhabi. Allí, el asturiano tendría la oportunidad, seguramente, de subirse a un RS20 y seguir acumulando horas vuelo para preparar su aterrizaje al mundial en 2021. Sin embargo, la norma es clara: se trata de una prueba para pilotos que no hayan completado más de dos Grandes Premios de Fórmula 1. Este hecho es algo que, evidentemente, el bicampeón incumple y que ya ha provocado críticas

Por ello, todo queda en manos de la condescendencia de la FIA con un icono que no solo quiere volver a hacer grande a la marca francesa que competirá bajo el nombre de AlpineF1 el próximo año, si no que también hará aun más grande a la Fórmula 1 y, por ende, a la propia FIA.

Así lo ve Abiteboul

En Renault tienen esperanzas de que finalmente den el visto bueno a su participación, aunque no las tienen todas consigo y se encuentran a la espera: "Para ser completamente sincero, todavía estamos esperando a la respuesta de la FIA. Si no ocurre, que sería una pena, lo vamos a aceptar. De todos modos, tenemos esos cuatro días de rodaje". Esto comentaba el jefe del equipo Cyril Abiteboul, a Canal Plus.

Fernando Alonso pilotando el Renault RS18 en el Circuito de Shakir Renault F1

Lo que sí ha podido confirmar el dirigente de la escudería francesa es que Fernando no ha perdido su magia ni su chispa, algo que ha demostrado contra los pilotos de la academia Renault durante las últimas pruebas que ha realizado. Como si nunca se hubiera ido, Alonso ha sorprendido por sus tiempos y por haber mantenido intacta su velocidad. 

"Su consistencia y sus comentarios han sido impresionantes y siempre fue rápido -muy rápido- en comparación con los pilotos jóvenes, ya que fue una sesión organizada con nuestros pilotos jóvenes de nuestra academia también. Te puedo decir que el 'viejo' no ha perdido su espíritu".

[Más información: Fernando Alonso vuelve a disfrutar con la Fórmula 1: "Estoy deseando que llegue el 2021"]