Fernando Alonso se volverá a subir a un Fórmula 1 este miércoles en el circuito de Bahrein. El español abandonó pronto este domingo el circuito de Imola, donde estaba presenciando y trabajando junto al equipo Renault para conocer las dinámicas de carrera durante el Gran Premio de la Emilia Romagna, para viajar al país de Oriente Medio y estar listo para este test en el que podrá montar las ruedas de 2020 y tener un nuevo contacto para preparar la próxima temporada, la de su retorno al 'Gran Circo'.

Noticias relacionadas

Este será uno de los pocos que podrá realizar durante lo que queda de año y en la pretemporada, una cuestión que molesta al piloto español. Durante las entrevistas que ha hecho este fin de semana con diferentes televisiones en el paddock del Autodromo Enzo e Dino Ferrari, así lo ha hecho saber. Alonso está disgustado por no tener la posibilidad de probar más veces con coches Renault para seguir estableciendo referencias y trabajar con el que será su nuevo equipo para el 2021.

"Es difícil saber cuánto tiempo me llevará adaptarme. Supongo que un par de carreras. Los test serán limitados el año que viene y eso es un desafío para todos, pero más para mí. Apenas un día y medio de test de pretemporada por piloto y no se puede preparar así un campeonato. Intentaré generar automatismos en el simulador para ahorrar tiempo, pero es un nuevo equipo, nuevo volante, nuevos controles, llevará un poco de tiempo pero intentaré hacerlo rápido", explicó el asturiano en una de esas entrevistas.

Al menos este miércoles y este jueves se podrá subir al RS18, el coche de la factoría de Enstone del año 2018, sin límite de kilómetros, no como durante el último 'filming day' en el que solo podía tener 100 kilómetros para seguir adaptando el volante a sus gustos, el asiento a su postura y otras cuestiones trascendentales para hacer más rápida su adaptación. El regreso de Fernando Alonso a la Fórmula 1 se está vienod un poco más complicado por estas limitaciones de la organización.

La polémica con McLaren

La fecha de esta semana estaba señalada para que jóvenes pilotos relacionados con las diferentes escuderías de la Fórmula 1 pudieran subirse a un Fórmula 1 y probar sus habilidades de pilotaje. Este es el argumento que McLaren, Ferrari y algunos otros equipos han utilizado para tratar de frenar que Fernando Alonso se pueda subir este miércoles al coche. Su antigua escudería lidera este intento de boicot por el hecho de que el asturiano ya no es joven. 

"Creo que en las reglas dice que no pueden participar los pilotos que hayan hecho un máximo de dos Grandes Premios. Y luego le da la oportunidad a la FIA también, a su propia o exclusiva discreción, a hacer excepciones allí. Fernando es un gran piloto de F1, con un gran historial de éxitos. Y realmente no puedo ver cómo encaja en el único propósito de probar un piloto joven", exponía Andrea Seidl, jefe del equipo de F1.

[Más información: McLaren lidera el boicot de la Fórmula 1 contra Fernando Alonso]