Valentino Rossi y Marc Márquez protagonizaron un apretón de manos tras el Gran Premio de Argentina que sorprendió a todo el mundo. La relación entre el italiano y el español no destacaba por ser precisamente buena, sino por todo lo contrario. Ambos no podían ni mirarse a los ojos, pero dada la considerable ventaja con la que Márquez se llevó la segunda carrera del campeonato, Rossi quiso tener el gesto con él de acercarse a saludarle y felicitarle.

Márquez celebra la victoria con la sonrisa de Rossi por su segundo puesto Reuters

Después de esto, muchos son los comentarios y la repercusión que se ha levantado tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales. También el propio Márquez ha reconocido que no se esperaba que el italiano se acercarse a él para darle la enhorabuena por la victoria, y en última instancia, ha sido Graziano, el padre de Rossi, quien ha hablado claro de la relación entre ambos en Radio Sportiva.

En primer lugar, Graziano ha sido tajante a la hora de asegurar que los dos pilotos no han llegado a un acuerdo de paz por un apretón de manos: "Honestamente, espero que hayan hecho las paces, pero me temo que no es así. Creo que serían necesarios muchos podios juntos para solventar una situación que no es positiva".

Morbo asegurado

El padre de Rossi también ha querido hablar de la evolución de Yamaha y del futuro más inmediato de su hijo como piloto de la escudería: "Está preparado y en un gran momento de forma, solo hace falta ver la evolución de la moto. Desde que él está en Yamaha, la moto tiene la peculiaridad de ir más lenta que la de sus rivales". Además, incitó al duelo directo con el español: "El nuevo grupo de trabajo, por lo que no me extrañaría ver a Valentino muy cerca de Márquez desde la próxima carrera". Así las cosas, el morbo está servido en el enfrentamiento deportivo entre ambos.

[Más información: Goleada de Márquez en Argentina: victoria aplastante y liderato]