Los problemas no paran de acontecerse para el piloto italiano Romano Fenati. Si bien la sanción de no poder competir hasta 2019 no fue suficiente, el medio Il Resto del Carlino ha revelado cual ha sido el último lío en el que se ha metido: esta vez, la policía le ha denunciado por superar los límites de velocidad establecidos y por poner resistencia a la autoridad.

Noticias relacionadas

Los actos tuvieron lugar durante la noche del pasado viernes, alrededor de las 22:00 horas. Fenati conducía un Audi Q3 por la A14 y las fuerzas policiales le pillaron circulando a una velocidad excesiva, por lo que le siguieron indicándole que parara para proceder a multarle. Finalmente, el italiano detuvo su vehículo y se bajó a hablar con los agentes, pero la conversación fue algo subida de tono y el piloto no aceptaba la sanción.

Pese a ello, la policía se mostró firme con su decisión y tomó la documentación de Romano, por lo que se le impuso la multa tanto por circular a una velocidad excesiva como por negarse a obedecer a las autoridades. Además, Fenati no iba solo en el coche, sino que llevaba la compañía de una chica, lo cual hizo que la situación fuera aún más tensa y que el piloto italiano perdiera los papeles.

Romano Fenati en el Gran Premio de San Marino. Foto: Twitter (@RomanoFenati)

De esta manera, continúa el calvario para un Romano Fenati que  no consigue levantar cabeza desde aquel lío en el pasado Gran Premio de San Marino. Y es que el piloto, en una competición muy intensa, decidía soltarse del manillar de la moto para empujar a su perseguidor y seguir su propio camino sin incomodidades. Como cabía esperar, esto ha acarreado su correspondiente sanción, y no podrá volver a subirse a una moto para competir al menos hasta 2019.

[Más información: Rebajan la sanción a Fenati por su grave incidente contra Manzi]