El Mundial para España acabó este domingo en octavos de final. Eliminada ante la anfitriona rusa, la selección española cayó en la tanda de penaltis, en la que anotaron Iniesta, Sergio Ramos y Piqué pero fallaron Koke e Iago Aspas.

Noticias relacionadas

Horas después del fracaso, se ha conocido un vídeo de la tanda de penaltis en el que Diego Costa, que había sido cambiado por lo que no podía tirar un penalti, indica al seleccionador Fernando Hierro que Koke no tirara el penalti ya que no lo veía bien. Al fallar el futbolista del Atlético de Madrid, Costa busca al entrenador al que le recuerda su opinión. "Te lo dije", le comentó el delantero al técnico.

En unas imágenes captadas por Cuatro, cuando Fernando Hierro decidió que Koke fuera uno de los lanzadores de España en la tanda de penaltis ante Rusia, concretamente el tercero en tirar, Diego Costa se fue a por el capitán Sergio Ramos a comentarle que no lanzara el centrocampista del Atlético de Madrid, ya que no le veía bien. "Koke está bien, Koke está bien", le contestó Hierro a Costa, que escuchó la conversación entre Ramos y el delantero hispano-brasileño.

Koke se lamenta tras fallar el penalti. REUTERS

"¿Está bien?", le preguntó Costa al seleccionador, que asintió. Entonces apareció el propio Koke, que al darse cuenta de las dudas de su compañero Diego Costa tiró con fuerza una botella de agua al suelo en forma de disconformidad. Ramos preguntó a Koke si él quiere tirarlo, a lo que el jugador rojiblanco contestó de forma clara. "Sí, sí", dijo, mientras no cruzó ni palabra ni mirada con Costa.

El delantero, que siguió con la idea clara de que Koke no tenía que tirar el penalti, volvió a decírselo a Fernando Hierro, que siguió escuchándole pero no cambió su decisión. Koke lanzaría el tercer penalti y lo fallaría. Tras ese error, Diego Costa, en la banda junto al resto de suplentes y cuerpo técnico de la selección española, buscó con la mirada a Hierro, cabizbajo tras el fallo de Koke.

Cuando se cruzan las miradas, el delantero del Atlético de Madrid le recordó su predicción. "Te lo dije, te lo dije", le comentó Costa a un Hierro que no hizo otra cosa que aceptar que Diego llevaba razón.