Pep Guardiola está a muy poquitas horas de pelear por meterse en una final de Champions tantos años después. Desde que salió del FC Barcelona, el técnico catalán ha seguido ganando títulos, ligas especialmente, como la que sumará en unas semanas con el Manchester City en Inglaterra. Sin embargo, la Champions se le resiste. 

Noticias relacionadas

El entrenador del equipo citizen no ha vuelto a pisar una final de la Liga de Campeones desde que abandonó la entidad azulgrana y por ello ya nota la presión del que tiene la oportunidad cerca, pero que no soportaría que se le escapara de nuevo. El Manchester City no solo tiene una de las mejores plantillas de Europa, sino que además tiene la eliminatoria encarrilada tras su victoria en el Parque de los Príncipes

El conjuntó inglés realizó un gran partido en la ida de las semifinales de la Champions frente al PSG, consiguiendo una gran remontada a base de madurez y buen fútbol, y consiguieron superar una primera mitad en la que el equipo de Mauricio Pochettino tuvo varias oportunidades para haberles asestado un golpe certero a su moral. 

Pochettino abrazándose a Neymar Reuters

Sin embargo, el tanto de Marquinhos de cabeza fue respondido por los de Kevin De Bruyne y Riyad Mahrez en dos jugadas en las que Keylor Navas pudo hacer bastante más y ahora tienen una considerable ventaja con la que afrontar el choque de vuelta en el Etihad Stadium

Ahora, la presión es mayúscula para los de Guardiola que están a las puertas de entrar por primera vez en la gran final de la Champions, lo que supondría casi culminar el gran proyecto llevado a cabo en el equipo pequeño de Manchester durante la última década desde que llegara el jeque para crear una súper plantilla a golpe de talonario. 

El exentrenador de Bayern y Barça sabe lo importante que es el camino que han hecho hasta este momento, pero también es consciente de todo lo que se juegan ya que las enormes inversiones que han realizado año tras año solo tenían un fin, ganar partidos como este.

El análisis de Guardiola

"Somos unos privilegiados por vivir esto, por estar aquí. Para muchos de nosotros es la primera vez aquí e intentaremos hacer un buen papel y ganar el encuentro. Sé por lo que estamos jugando. No tengo que recordárselo a nadie, todo el mundo sabe lo importante que es. Hemos estado esperando este momento durante muchos años".

Guardiola anima a sus jugadores desde la banda en un partido del Manchester City Reuters

Guardiola no ha querido comparar esta eliminatoria con las vividas en temporadas anteriores y solo quiere pensar en el futuro y en lo que están por lograr: "Cada semifinal fue diferente. En las dos primeras no merecimos pasar, en la tercera estuvimos mucho más cerca. Ahora llegamos en un buen momento. Partimos con una pequeña ventaja. Jugaremos para ganar el partido. Sé que mañana en los malos momentos sabremos cómo reaccionar. Sabemos lo que hay que hacer para llegar a la final".

A pesar de la ventaja, Guardiola sabe que se van a medir a un equipo temible, especialmente arriba con jugadores como Neymar y Mbappé. El francés llega tocado en un tobillo, pero se espera que pueda llegar en buenas condiciones al partido de Manchester. Aún así, Guardiola no quiere fiarse de nada. 

"Tienen el mismo peligro que el Chelsea, el Madrid, el Bayern, el Barcelona... Lo que vamos a intentar es hacerles daño. Tenemos que centrarnos en lo que queremos hacer nosotros. El deseo de llegar a final es normal, porque nunca hemos estado ahí. Me preocupan varias cosas, pero al mismo tiempo soy muy optimista. Estoy más tranquilo que otras veces. Los jugadores han entrenado bien, todo el mundo quiere ayudar. La vuelta de una semifinal es el partido más difícil, incluso más que una final".

[Más información: El PSG espera a Mbappé ante el Manchester City: "Somos optimistas"]