El RCD Mallorca jugará la próxima temporada en La Liga tras afianzarse como segundo clasificado de la competición de plata. El equipo balear, sin tan siquiera jugar si jornada de Segunda División, ha recibido la noticia más esperada. La derrota del Almería, tercer clasificado, deja a los de Luis García Plaza con el lugar que perdieron el año pasado.

Noticias relacionadas

El conjunto bermellón aún tiene que disputar su encuentro de la jornada 40 ante el Tenerife. Sin embargo, horas después de poner rumbo a la isla, ha podido confirmar que no necesitará sumar para ser equipo de Primera. Con 39 partidos disputados, el Mallorca acumula un total de 75 puntos gracias a 22 victorias, nueve empates y ocho derrotas. La diferencia clave estaba con el Almería, que junto al Leganés soñaba con una crisis del Mallorca que le hiciera caer de la segunda posición.

Pese a la presión, la derrota del Almería les deja con 67 puntos, distancia imposible de remontar con solo dos partidos por delante para el cuadro andaluz. El Leganés, que aún tiene que jugar su partido de la jornada, puede incluso arrebatarle la tercera plaza al Almería. Sus 66 puntos aprietan la zona de playoffs.

El ascenso del Mallorca a falta de tres jornadas para el final de la temporada de Segunda se suma al logrado por el Espanyol la semana pasada. El equipo catalán, primer clasificado de la tabla, logró el respaldo de las matemáticas tras sumar ante el Real Zaragoza el punto que necesitaba. La pelea por quién ganará el título de plata es lo único que falta por resolverse.

El último puesto de Primera División, cabe recordar, saldrá de los playoffs que disputen los clubes que finalicen entre el tercer y sexto clasificado de la tabla. Dos eliminatorias de semifinales y la posterior gran final para obtener una plaza en La Liga. La pelea por saber quién tiene mejor posición en la tabla, para el posterior reparto de rivales, capitalizará las últimas jornadas de la temporada. Almería, Leganés, Girona, Sporting y Rayo son ahora los favoritos, aunque en la lista sobra uno.

"Normalmente estas cosas se celebran en el campo, no es normal ascender así. Es dificilísimo. La temporada ha sido de escándalo, estamos muy contentos. Es un acenso justo, merecido", ha reconocido el técnico del Mallorca en declaraciones a Vamos. Los jugadores, mientras el entrenador era entrevistado, celebraban en las instalaciones. El miércoles, duelo ante el Tenerife.

Varios de los equipos vivirán este tramo final con público en su grada. Tal y como anunció el Gobierno la semana pasada, los equipos que jueguen en territorios en Fase 1 podrán tener un aforo máximo del 30% o 5.000 aficionados. Conjuntos como el Castellón, por ejemplo, fueron los primeros en poder recibir hinchas en la competición profesional.

[Más información - Odegaard sigue poniendo su futuro en duda: "Necesito saber qué quiere el Real Madrid"]