Los clubes fundadores de la Superliga no renuncian al proyecto y, pese a la salida de los nueve equipos que formaron parte desde el inicio, siguen confiando en la necesidad de esta nueva competición. Por ello, Real Madrid, Barcelona y Juventus de Turín se preparan para demandar a los 'excompañeros' que abandonaron la Superliga en los últimos días. Según adelanta The New York Times, el jueves se envió una carta a las nueve entidades arrepentidas.

Noticias relacionadas

El diario estadounidense asegura que en la tarde del jueves, los tres clubes que se mantienen fieles a la Superliga enviaron un documento al resto de conjuntos que también la fundaron destacando los daños ocasionados por su paso atrás. En dicha carta, los dos equipos españoles y la Vecchia Signora se muestran dispuestos a reclamar millones de euros en concepto de indemnización por daños y perjuicios a todos los que se alejen del proyecto de forma definitiva.

Los tres equipos están convencidos de tomar acciones legales contra los clubes. Pero, además, también presentarán un documento con argumentos de peso en los que cuestionan la influencia que tiene la UEFA a nivel de clubes deportivos. Cabe recordar que desde un Juzgado Mercantil de Madrid ya se establecieron medidas cautelarísimas en las que se prohibía a UEFA, FIFA y demás organizaciones deportivas emitir comunicados o realizar presiones para torpedear la Superliga Europea.

Andrea Agnelli, presidente de la Juventus Juventus CF

En la misiva enviada por Madrid, Barça y Juventus se hace hincapié en que abandonar la Superliga pese al contrato vinculante firmado supone un "incumplimiento material" que además ha "causado importantes daños, que siguen acumulándose". También reafirmaron su postura de demostrar que las leyes del fútbol actual son incompatibles con el libre comercio y competencia. The New York Times asegura que la salida de nueve clubes podría implicar la disolución de la Superliga, por lo que el proceso judicial se complicaría de más.

Hace unas semanas, Financial Times ya adelantó que los clubes, al fundar la Superliga, se comprometían a estar en la competición hasta 2025 y a avisar de su marcha con una temporada de antelación. Abandonar antes de esa fecha la Superliga, según el contrato vinculante, podía suponer una compensación millonaria a los clubes perjudicados. 

La UEFA mueve ficha

La carta enviada por Madrid, Barça y Juventus llegó antes del anuncio de la UEFA, que este mismo viernes ha anunciado que los otros nueve clubes han firmado un documento conjunto donde piden perdón por fundar la Superliga y admiten que se desvincularán por completo del proyecto.

Además, equipos como el Atlético de Madrid asumen que si juegan en competiciones como la Superliga deberán pagar 100 millones de euros de sanción, y 50 si no cumplen algunos de los apartados acordados entre las partes. A ello se suma el pago de 15 millones de euros entre todos para el fútbol base y la retención de un 5% de sus ingresos por competiciones europeas en una temporada, que también servirán para costear proyectos deportivos. 

Por el contrario, la UEFA ha amenazado con nuevas sanciones y luchas judiciales contra los clubes que no se han marchado de la Superliga. Sin citarles, Ceferin ha repetido sus ataques contra Real Madrid, Barcelona y Juventus.

[Más información - El fracaso de la Superliga pone el fútbol europeo en las manos de la UEFA y los jeques árabes]