"Soy Sapir. Tengo 26 años, siempre me vi como una mujer y desde joven no supe cómo ponerle un nombre", así ha comenzado su rueda de prensa Sapir Berman, la primera árbitro transgénero de Israel y del mundo, al menos que se tenga constancia. El fútbol israelí ha vivido este martes un momento para la historia cuando el colegiado Sagi Berman ha anunciado al mundo su operación de cambio de sexo. Lo ha hecho con el respaldo de la Federación de Fútbol de Israel, los clubes y la asociación de árbitros del país.

Noticias relacionadas

Hace casi tres años, Lucy Clark se convertía en la primera árbitro transgénero en dirigir un partido en Inglaterra, aunque en su caso lo haría en un encuentro de fútbol femenino. Sapir Berman, que dirige encuentros en la Premier League de Israel desde 2019, continuará arbitrando a los mejores equipos del país durante el proceso médico, que durará tres años. Durante este tiempo, contará con un vestuario diferente a sus compañeros en los encuentros.

"Conviví junto a la figura muy masculina que era. Era un hombre muy exitoso, en el arbitraje, en los estudios, incluso con las chicas. Pero tuve que dividir estos mundos porque me di cuenta de que la sociedad no me aceptaría. Durante casi 26 años tuve que vivir como no era, pero ahora decidí exponerme", explicó Berman durante la rueda de prensa donde UEFA y FIFA también han mostrado su respeto viendo este movimiento como un paso hacia adelante en el terreno de la inclusión.

Berman explicó por qué ha dado ahora este paso después de tantos años no sintiéndose a gusto consigo misma. "Lo hice por mí, pero también por mis familiares que me vieron sufrir. Hoy estoy completa, segura, sé que estoy haciendo lo correcto y sé que hay un apoyo muy amplio a mi alrededor. Espero sinceramente que nuestra sociedad sea más inclusiva. Estamos aquí para cambiar", concreta la nueva árbitro del fútbol israelí.

[Más información: Debuta la primera árbitro transgénero en el fútbol inglés]

Ha remarcado las facilidades que le han puesto todos los organismos del país: "Quiero dar las gracias a mi familia que me apoya y me ayuda, a la asociación de árbitros, a la Federación. Mis amigos de la profesión me brindan todo el apoyo que necesito. En el sistema de audio me hablan en lenguaje femenino, es increíble y estoy agradecida".

El cambio

Sapir Berman se ha mostrado muy contundente con lo que espera encontrarse en los campos de fútbol. "Llegué a la conclusión de que no podía ocultarlo más y estaba empezando a sentir desde adentro que estaba fuera de mi control. Ya no tengo miedo de las reacciones de las gradas. Me he encontrado con sexistas, insultos y nunca le di importancia. Estoy fuerte frente a eso", concretó la nueva colegiada.

También insistió en que no hay diferencias entre ser un árbitro hombre o mujer, menos aún siendo trans. "En términos de arbitraje, no hay diferencia. Mis habilidades son las mismas. Todo es igual, así que continuemos", argumentó Sapir.

[Más información: Jesús Tomillero, sobre el ataque homofóbico a Víctor Gutiérrez: "Hay que denunciar y condenar"]