La Selección de Luis Enrique tendrá una nueva puesta en escena. En juego está la clasificación para el Mundial de Catar de 2022, aunque los rivales no parecen que vayan a suponer un gran problema para el combinado nacional. Sin embargo, es ahí donde está el gran reto. El seleccionador ha apostado desde su llegada por la revolución y renovación constante de sus convocatorias. La última lista cumplió el guion y el técnico sorprendió con algunos de los nombres. Y saber si esos nuevos talentos están capacitados para cumplir con los objetivos es la 'x' a despejar en esta ecuación.

Noticias relacionadas

La premisa de Luis Enrique, por encima de todo, está clara. El entrenador sabe lo que es trabajar con talento joven. Lo ha demostrado a lo largo de toda su carrera. Y la Selección no iba a ser menos. El técnico, consciente de la etapa de transición que vive el combinado nacional, viene aplicando la introducción de jugadores menos habituales en convocatorias de la Selección. Las sensaciones de su cuerpo técnico son buenas. Además, en la última etapa de la UEFA Nations League se logró la clasificación para la fase final. Buenas noticias y reconocimiento para el grupo.

Pero en este nuevo parón, con jugadores muy jóvenes y algunos que han generado algo de polémica por su cita, hay más en juego. En primer lugar, la clasificación para el esperado Mundial de 2022. Pero, además, la confianza en el proyecto instaurado por el seleccionador. De los ocho partidos disputados, y pese a esa clasificación en la UEFA Nations League, solo se han cosechado tres triunfos. Se empató ante Alemania, también en el amistoso contra Portugal y Holanda y en el oficial ante Suiza. El 6-0 en noviembre ante los de Löw, en ese partido de la Nations League, quedó como un brillo aislado en la dinámica de resultados.

Luis Enrique dando indicaciones durante un partido de la Selección EFE

Luis Enrique, por lo tanto, tiene una semana determinante. Probar a la nueva España antes de una cita como la Eurocopa y con la vista puesta también en el Mundial. Por sus manos pasarán talentos como Pedri, en ebullición en el Barça pero con la necesidad de reafirmarse lejos de Messi. Otros como Bryan Gil, que pueden marcar el próximo mercado de fichajes. Y hasta jugadores más protagonistas como Eric García o Pedro Porro, pues el primero apunta a abandonar el City y el segundo a ser repescado por Guardiola. 

El futuro del Barça

El conjunto azulgrana mantiene relación con dos de los jugadores más jóvenes que ha convocado Luis Enrique. Dos caras nuevas que estarán a prueba en esta convocatoria. Y no solo para el propio técnico, sino para un aficionado español que espera poder recuperar la época gloriosa que comandaron los Iniesta, Alonso y David Villa de hace apenas unos años. Estos dos protagonistas no son otros que Pedri y Eric García.

El centrocampista canario fue una de las apuestas de la anterior Junta Directiva azulgrana. Recibieron críticas por no incorporar a un jugador estrella, pero el tiempo parece haberles dado la razón. Koeman ha sacado lo mejor de Pedri y el centrocampista ha establecido una conexión de lujo con Leo Messi. A sus 18 años es uno de los habituales en el esquema del holandés, con tres goles y seis asistencias, además de presencia en todos los partidos de Champions League a excepción de uno de descanso. 

Messi y Pedri Reuters

Pedri ha aparecido en todos los partidos de La Liga y las lesiones le han respetado. Tampoco se ha perdido nada en la Copa ni en la Supercopa de enero. Es uno más del equipo fijo y portales especializados como Tranfermarkt fijan en 70 millones de euros su precio de mercado cuando, oficialmente, costó apenas cinco millones -aunque el valor final se espera que supere los 10 'kilos'-. El salto a la Selección es su gran prueba: saber si lejos de Messi, como le pasó a otros talentos, también puede brillar. En caso afirmativo, el fútbol español estará de enhorabuena.

En el caso de Eric García la situación es diferente. Especialmente porque el joven central, de 20 años, apenas ha disputado 10 partidos en toda la temporada. Sus titulares han ido más por las dudas sobre su renovación y las peticiones de Guardiola para que continuara en el Manchester City. Pero, a nivel deportivo, su rendimiento ha estado muy lejos de otros jugadores como el propio Pedri. Su llegada al conjunto nacional no es su debut, pero llega en un momento caliente: el Barça le quiso fichar en invierno y su llegada en verano se da por hecha. El parón de selecciones, con el conjunto de Koeman apretando por su fichaje, podrá analizar su potencial y si la sucesión en la zaga nacional está garantizada ante las bajas de las últimas temporadas.

De Monchi a Guardiola

Los otros dos nombres que más interés generan en la Selección, y más en esta última convocatoria, son los de Bryan Gil y Pedro Porro. El primero por su gran estado de forma en La Liga y pese a no formar parte de ninguno de los grandes clubes de la competición, sino de un humilde Eibar que pelea por mantener la categoría una temporada más. A sus 20 años sabe lo que es jugar en las categorías inferiores del cuadro nacional. Gil mezcla la velocidad, el regate y, sobre todo, la ilusión por lo que puede ser una verdadera perla del fútbol español. 

Bryan Gil celebra su gol La Liga

Pertenece al Sevilla y ya ha sido relacionado hasta con el FC Barcelona. Y no es para menos. Jugándolo prácticamente todo con el conjunto vasco, su valor en el mercado -según Transfermarkt- se ha doblado de un año a otro. El conjunto hispalense será quien tenga que organizar su futuro -tiene contrato hasta 2023- y, de hecho, ya se ha hablado de una renovación para evitar que intereses como el del club azulgrana les arrebaten una joya por menos de 30 millones.

Pero no es Monchi el único que tiene bajo su poder el control de uno de los jóvenes que se probarán con Luis Enrique. También Pep Guardiola, que sabe lo que es trabajar con talento precoz, puede recuperar a un jugador como Pedro Porro. 21 años, ya llamó la atención con el Girona y ahora ha hecho lo propio en Portugal, donde se está luciendo con el Sporting donde es titular indiscutible. Sin embargo, sus derechos son del Manchester City y la opción de que Guardiola le repesque cuanto antes cada vez cobra más peso. Lateral derecho con velocidad y potencia, pero sobre todo con juventud.

[Más información - La vuelta de Ansu Fati con el Barça, en riesgo: baraja una tercera operación]