El FC Barcelona afronta este fin de semana un complicado partido frente a Osasuna en El Sadar. Los azulgranas no deben despistarse ya que visitar territorio rojillo siempre es sinónimo de partidos complicados, tal y como ha podido comprobar este año ya el Real Madrid, que no pudo pasar del empate en Navarra

Noticias relacionadas

El choque del Barça será este sábado a las 21:00 horas y en él se jugarán muchas de sus opciones para seguir peleando por el título del campeonato nacional de liga, ya que este mismo fin de semana se disputa un partido que será clave y trascendental. El derbi madrileño del domingo en el Wanda Metropolitano puede ser un fundamental para el devenir de la lucha por el título

Sin embargo, Ronald Koeman no ha querido desviar la atención del compromiso de su equipo y, a pesar de que en cierto modo se ha mojado con el posible resultado que desea para el duelo entre Real Madrid y Atlético de Madrid, quiere mantener los cinco sentidos puestos en el partido del Barça ya que, con una derrota, el resultado del derbi perdería valor.

Luis Suárez y Sergio Ramos, durante el derbi EFE

"Es muy importante porque el domingo hay un partido entre Atlético y Real Madrid que uno de los dos, o los dos, perderán puntos. Lo importante es ganar mañana en un partido que nos costará, contra un contrario fuerte y en su estadio. Una vez más, hemos de estar preparados. Primero es nuestro partido. Nosotros tenemos que ganar. Siempre es mejor resultado que el equipo que va arriba pierda puntos. Pero no hay que obsesionarse por el partido de ellos porque si no ganamos...".

Las elecciones del Barça

Este fin de semana será muy importante también para el Barça en el plano institucional ya que el domingo se celebran las elecciones a la presidencia: "A la gente le interesa poner nombres para crear polémica. A mí no me molesta. Estoy metido en el trabajo. Con tantos partidos, no hay tiempo de pensar en otras cosas. ni me interesa ni molesta nombres como Xavi u otros. Al final, el nuevo presidente decide. Estoy harto de contestar este tipo de preguntas".

En esas elecciones, el nuevo presidente tendrá que decidir si Koeman es el entrenador para su nuevo proyecto o si decide prescindir de él: "No sé si me he ganado seguir, sólo sé que tengo un año más de contrato. En dos o tres días tendremos presidente, hablaremos. Ahora me tengo que concentrar en los partidos y ganar. Eso es lo mejor para todos. Sabemos que jugaremos una final de Copa, podemos ganar un título importante... el resto no está en mis manos".

Situación en defensa

Los últimos buenos resultados han hecho que el Barça recupere moral. Para el duelo contra Osasuna vuelve a perder a Piqué y Araujo sigue lesionado, pero estarán Dembélé, gran héroe contra el Sevilla, y Pjanic: "La temporada es larga. El equipo pone mucha energía en cualquier partido y nuestro juego con balón es muy bueno".

Gerard Piqué, durante la semifinal de Copa del Rey ante el Sevilla EFE

Sobre la opción de jugar con tres centrales y la solidez del equipo atrás, Koeman asegura estar cada vez más contento: "Se puede seguir con este sistema porque hay otros centrales y defensas. No hay que obsesionarse con un sistema. Lo más importante es la actitud con balón y, sobre todo, que hemos mejorado mucho, sin balón. Hemos mejorado la presión y el robo en sitio del campo donde podemos crear peligro".

"Ha cambiado que no hemos hecho muchos errores individuales, el equipo ha sido capaz de presionar muy bien al contrario y, en unas fases del partido, nos ha dado un poco más de seguridad. También hemos mejorado el balón parado".

[Más información: Koeman se va de la rueda de prensa al sangrar por la nariz: antes le dio un 'palo' a Griezmann]