Megan Rapinoe tiene una dilatada trayectoria en el fútbol femenino. Llegó a la cima del deporte rey cuando conquistó el Mundial de Francia en 2019 y después fue nombrada como la mejor futbolista del planeta. Antes ya había conquistado otra Copa del Mundo o la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero fue a raíz del título en Francia cuando fue catalogada como la número 1.

Noticias relacionadas

Activista y sin pelos en la lengua, la internacional estadounidense se encuentra ahora parada y entrenando por su cuenta para el momento que vuelva la NWSL. Al contrario que otras compatriotas suyas como Alex Morgan o Christen Press, así como la española Vero Boquete que acaba de firmar por el Milan, Megan Rapinoe ha elegido no jugar en Europa hasta que se reanude la liga de fútbol femenino de EE. UU..

'Pinoe' sí que ha jugado en equipos no estadounidenses. Lo hizo en el Sydney FC en 2011 para en la temporada 2013/2014 firmar por seis meses por el Olympique de Lyon. Sin embargo, ahora se mantiene firme en no fichar por un club europeo y a la vez da un motivo de peso para no aterrizar en la liga inglesa de fútbol femenino (FA Women's Super League). Rapinoe critica el modelo y denuncia la falta de inversión. Para ello pone de ejemplo al Manchester United.

Megan Rapinoe, en un partido de la selección de fútbol femenino de Estados Unidos Reuters

"Creo que el fútbol femenino en Inglaterra es el mismo que en Estados Unidos. Está muy atrasado debido a lo que hemos tenido que superar por la falta de inversión. Es 2020. ¿Cuánto tiempo lleva existiendo la Premier League? ¿Y sólo estamos viendo a un club como el Manchester United esforzándose en un equipo femenino? Francamente, es una vergüenza", ha asegurado la extremo en declaraciones para la BBC.

Los diablos rojos no hicieron su apuesta por el fútbol femenino hasta 2018. Decían que no lo harían hasta saber que podían formar un proyecto potente y así ha sido. En menos de dos años no solo juegan en la categoría de oro del fútbol femenino inglés, sino que a estas alturas, el United es el líder de la clasificación. En el lado contrario se encuentra un Liverpool que descendió a Segunda. Y de ahí que Rapinoe saque los colores a los grandes clubes del Viejo Continente.

El fenómeno Morgan

Alex Morgan y Megan Rapinoe han liderado varios movimientos desde Estados Unidos por la igualdad en el mundo del fútbol. Sin embargo, mientras la jugadora del Reign ha decidido no fichar por ningún club europeo, la mediática delantera sí que ha aterrizado en el Tottenham. Durante semanas se ha esperado su estreno y fue el pasado fin de semana cuando al fin tuvo lugar su puesta de largo con las spurs.

La delantera Alex Morgan, en un partido del Tottenham femenino tottenhamhotspur.com

"Emocionada por mi primer partido oficial con el equipo. Muy feliz de estar de vuelta en el campo haciendo lo que amo", dijo Alex Morgan después del empate del Tottenham ante el Reading. Un partido muy especial para ella, ya que volvía jugar después de estrenar maternidad hace tan solo seis meses. Un nuevo ejemplo de conciliación el que ha dado la estadounidense.

Lo cierto es que Alex Morgan no es la única estrella que ha arribado al fútbol femenino inglés, pero sí la que ha despertado una mayor atención. También con permiso de Christen Press y Tobin Heath, quienes se convirtieron en las futbolistas que más camisetas habían vendido tras fichar por el Manchester United en los primeros tres días. Más incluso que figuras como Paul Pogba o Donny Van de Beek, quien llegó este mismo verano, como las jugadoras.

El sueño del Barça

Sin embargo, Megan Rapinoe opta por quedarse en Estados Unidos y también ha hecho alusión a su decisión: "Algunos compañeras de equipo se fueron al extranjero y jugaron, mientras yo entreno y trato de mantenerme en forma con la esperanza de que estemos fuera de este infierno cuanto antes -en alusión a la pandemia-". Pese a la inactividad, la californiana tiene claro su objetivo: "Quiero seguir jugando. Definitivamente no estoy ni cerca de la jubilación, quiero estar en los JJOO".

Megan Rapinoe celebra su gol con EEUU en la final del Mundial femenino de Francia 2019 EFE

Europa se queda sin ver esta vez a 'Pinoe', quien en el pasado ya se dejó querer por el Barcelona, asegurando que le gustaría algún día vestir la camiseta azulgrana. "Al Barcelona lo llevo en el corazón. Es mi equipo preferido. Por la manera en la que juega. Su manera de jugar es espectacular y me inspira. Me encanta verlos jugar, pero también es muy divertido ver al Atlético por la intensidad con la que juegan. Obviamente, también me gustaba ver jugar a Los Galácticos, pero al Barça lo llevo en el alma", afirmó el pasado año.

De hecho, dejó la puerta abierta a retirarse en el Barça: "Ya no estoy tan joven. ¿Quieren a una Megan Rapinoe madura? Desde luego que estoy abierta a cualquier propuesta. Me agrada la idea de jugar en Europa. Me encanta viajar. Jugué en Lyon y me encantó. Así que tal vez termine mi carrera en España. Culturalmente hablando es algo que me agrada". Este podía haber sido un momento perfecto para ello, con las estrellas de la NWSL llegando a Europa, pero de momento ver a la Balón de Oro de 2019 en la Ciudad Condal seguirá siendo un sueño.

[Más información: El Olympique de Lyon y el ejemplo de la Champions League para el Real Madrid Femenino]