En un mundo como el fútbol no es habitual que los protagonistas principales declaren abiertamente su homosexualidad, algo que no pasa en otros deportes. Pero el balompié en este sentido es diferente, aunque poco a poco se intenta normalizar la situación y en este escenario es en el cual el árbitro Tom Harald Hagen ha 'salido del armario'.

Noticias relacionadas

El colegiado noruego lo ha hecho en unas declaraciones para el diario Glamdalen. Esto después de que durante un partido que él dirigía, el Valerenga - Kristiansund, se escuchase "maricón". Un insulto que no iba dirigido a él, sino al entrenador del Valerenga, pero esto ha bastado para que el árbitro haya querido poner los puntos sobre las íes.

"Es el colmo de la ironía porque acabo de arbitrar ese partido. Quizás el jugador lo dijo por capricho, eso puede pasar en el fútbol. Pero realmente tenemos que terminar con todo esto", ha comentado el trencilla durante una entrevista para el medio anteriormente citado.

"Ha llegado el momento de decir que soy gay. De esto seguro que sólo saldrán cosas positivas. Para mí, siempre ha sidouna parte completamente natural de la vida", ha continuado Hagen, quien intenta romper así con los estereotipos marcados en el planeta fútbol a sus 44 años.

Hagen está considerado como uno de los mejores colegiados que hay en la actualidad en Noruega y es internacional desde el año 2009, llegando a dirigir un partido de clasificación para el Mundial en 2012 entre Bélgica y Escocia, duelo que acabó con victoria por 2-0 para los Diablos Rojos.

Reacciones

Aquel "maricón" espetado por Flamur Kastrati, futbolista que juega de delantero en el Kristiansund, al entrenador rival, provocó que desde su club le multasen y le obligasen a pedir disculpas públicas. Dag-Eilev Fagermo, técnico del Valerenga, pidió que el castigo para el jugador no fuese muy severo.

Pero esto ha desembocado en que el colegiado Tom Harald Hagen haya querido hacer pública su homosexualidad para abrir un camino a aquellos que no se atreven a hacerlo y están viviendo un calvario.

Sin embargo, con sus declaraciones también se ha confirmado que el mundo está cambiando y que no importa la orientación sexual de un individuo. En Twitter, han sido numerosas las muestras de apoyo y cariño que ha recibido el árbitro internacional noruego desde que hablase el pasado lunes. El propio Hagen señalado que esperaba que su revelación solo trajese consigo "cosas buenas".

[Más información - El Orgullo LGTBI en el deporte: ¿por qué cuesta tanto salir del armario?]