El referéndum contra Bartomeu y su presidencia en el FC Barcelona sigue en pie. La Generalitat, tras la última reunión entre ambas partes, ha emitido un comunicado donde subraya que la moción sigue en pie y que el club catalán debe proceder a modificar algunas de sus medidas sanitarias. Por lo tanto, no se paralizará el proceso tal y como pretendían desde la entidad azulgrana.

Noticias relacionadas

El acuerdo entre las partes es fundamental para que la votación de los socios culés se pueda producir. Y es que la situación sanitaria de todo el país, y más concretamente de Cataluña, ha hecho que las autoridades tengan que autorizar que se celebre el referéndum en el FC Barcelona bajo todas las garantías contra la Covid-19.

El Barça, desde un primer momento, se mostró pesimista respecto a esto y buscó modificar los plazos y convocar la moción de censura más tarde de lo previsto. Los opositores del actual presidente llegaron a reclamar que se celebrara este próximo fin de semana, cuando el Barça y el Real Madrid se van a ver las caras en El Clásico del Camp Nou. Sin embargo, la Generalitat trasladó siempre que no había razones suficientes para frenar el proceso.

Justo antes de la reunión, el secretario general de deportes de Cataluña sembró la duda con unas declaraciones en la Cadena Ser, donde aseguraba que debido al cambio de la situación sanitaria no podía confirmar la celebración del referéndum. Pero tras la reunión de varias horas entre representantes de la Generalitat y del Barcelona, se ha optado por mantener la fecha presentada por el club.

Por lo tanto, el 1 y 2 de noviembre los socios del Barcelona podrán acudir a votar sobre si quieren que continúe Bartomeu y su junta directiva o si, por el contrario, prefieren que abandonen de forma inmediata sus respectivos cargos y convoquen elecciones, adelantándose así las previstas para marzo.

El único requisito que ha puesto la Generalitat es que se modifique el protocolo sanitario propuesto por el Barcelona. Entre otras medidas, se requiere que amplíe los lugares de votación y los turnos para hacerlo. Así, como se viene repitiendo desde el ejecutivo regional, se evitará cualquier tipo de concentración de los socios y se podrá celebrar el referéndum como se pretendía. En los próximos días se celebrará un nuevo encuentro.

Las opciones de Bartomeu

En caso de que la moción de censura salga adelante, Bartomeu se convertiría en el primer presidente del Barcelona en ser expulsado de su puesto por la masa social de la entidad.

Los opositores, que presentaron más de 20.000 firmas y que pasaron la validación de estas, se preparan ya para primeros de noviembre, donde tienen que obtener dos tercios de los votos para echar a Bartomeu. El club azulgrana, tras ver que la Generalitat mantiene el proceso, solo tiene una última posibilidad de frenarlo: que su denuncia ante la Guardia Civil por supuestas firmas falsas acabe en buen puerto.

[Más información - AFE apoya a los jugadores del Barça contra la rebaja salarial: podrían extinguir sus contratos]