Ronald Koeman sigue tachando días en el calendario como entrenador del FC Barcelona. El técnico holandés no lo ha tenido fácil desde su llegada, pero ya está inmerso en la temporada con el club azulgrana, la cual no ha empezado todo lo bien que hubiese querido.

Noticias relacionadas

El nuevo entrenador del Barça es consciente de la enorme exigencia que tendrá este año a pesar del verano tan complicado que ha atravesado el club, y que sigue atravesando. Bartomeu tiene encima el proceso de la moción de censura, lo que supone que la Junta Directiva está ahora mismo para prestar poca atención a la plantilla. 

Así debe haber sido también en la recta final del mercado de fichajes, donde Koeman pidió expresamente la llegada de dos jugadores, Memphis Depay y Eric García, pero la pésima situación económica del club le impidió poder cerrar ambas contrataciones por apenas unos millones de euros.

Koeman, en la banda del Camp Nou EFE

El capítulo de salidas, que se ha saldado con muchas ventas, pero sin coste, tampoco ha ayudado a limpiar la imagen del club, que está ampliamente deteriorada. Y para colmo, llegó el empate contra el Sevilla antes del parón por selecciones, que volvió a destapar las carencias del equipo. Koeman ha analizado todo esto y más en una entrevista con BarçaTV.

El parón por selecciones

"Desconectar de esta presión que existe es fácil porque no hay partido este fin de semana. Nos da tiempo para preparar los partidos ante el Getafe, el Ferencvaros y el Real Madrid. Hasta el próximo parón habrá muchos partidos y ahora es el momento de planificar esos partidos y todos los entrenamientos".

"El objetivo es ganar todos los partidos. No es fácil. Empezando por el Getafe, que ha demostrado que saca el mejor rendimiento de su sistema. Lo vi el año pasado contra el Ajax y tengo claro que no será un partido fácil. Ojalá los internacionales vuelvan sin problemas. Intentar ganar al Getafe y luego prepararnos para un partido complicado".

Ausencia de fichajes

"El equipo está bien, estoy contento con la plantilla que tenemos. Hemos intentado mejorarla, pero es parte de la situación económica de club. Hay que aceptarlo y trabajar".

Contento con el equipo

"El equipo me ha gustado en general. Creo que el desgaste físico de Vigo se notó contra el Sevilla, que además es un equipo fuerte. Podemos mejorar en presionar al contrario, pero en general estoy satisfecho. Creo que en tres, cuatro o cinco jugadas contra el Sevilla, no tuvimos el rendimiento que queríamos. Pero ya está. Además, llevamos cinco o seis semanas con otro sistema, otros jugadores. Y, como técnico, es normal que siempre pidas tiempo. Creo que estamos mejorando con el balón. Y entrenando con intensidad para sacarla cuando juegas".

Leo Messi protesta por una acción ante el Sevilla EFE

Su estilo de juego

"Pienso que defender empieza arriba, en los delanteros. Si ellos hacen una buena presión, las defensas no tendrán tantos problemas. Puede que meter un pivote más haya ayudado a los defensas. Pero es que la defensa tiene que ver con todo el equipo".

"Como entrenador, tengo mis preferencias de sistema. Para qué jugar con extremos si no tenemos extremos. En mi opinión, el 4-2-3-1 es el sistema perfecto para este equipo viendo las cualidades de los jugadores".

La irrupción de Ansu Fati

"Ha tenido un rendimiento máximo. Estamos hablando de un jugador con 17 años. Jugando tres partidos en un alto nivel de fútbol quiere decir que es muy bueno. Es un talento. Tiene que aprender pero quiere aprender y entrena para eso. Estamos para ayudar. No hay ningún jugador del mundo a su edad que esté en una selección del mundo sabiendo la calidad que hay aquí".

[Más información: Jordi Farré, impulsor de la moción de censura a Bartomeu: "Queremos el referéndum en El Clásico"]