El futuro de Leo Messi sigue sin ser concreto. El jugador quiere abandonar el Barcelona y parece que ni una dimisión de Bartomeu pueden evitar su adiós. Por ello, nada más conocerse el burofax enviado por el argentino, los clubes con mayor potencial económico del continente se pusieron a analizar la posible incorporación del delantero.

Noticias relacionadas

El Inter de Milán era el favorito en un principio. Sin embargo, la relación con Pep y un retiro de oro en Nueva York le dio ventaja al Manchester City. Más allá de Serie A y Premier, Messi también cuenta con la opción del PSG, aunque esta es de las menos probables debido a la presión financiera que ya tiene el club galo en su delantera.

Pese a ello, hay un gran interesado en que la operación se cumpla en el equipo parisino. Y no es otro que Neymar, exjugador del Barcelona y uno de los grandes amigos que ha hecho Messi durante su larga trayectoria en el Camp Nou. El brasileño, en todo este tiempo, no ha perdido el contacto con la estrella culé. De hecho, fue uno de los primeros en enterarse de la decisión de Messi, según se ha ido publicando estos días.

Messi, cabizbajo durante un partido del Barcelona Reuters

Neymar, tras conocer que Leo quería abandonar Barcelona, ha metido presión al PSG. Según adelanta Telefoot, el brasileño ha contactado de nuevo con el delantero del Barcelona para pedirle que se reúna en París y vistiendo la camiseta del PSG la próxima temporada. Neymar quiere que Messi sea de nuevo su campañero de vestuario a pesar de la negativa del club.

Esta salida, sin embargo, no tiene muchas posibilidades de prosperar. Ni los petrodólares con los que cuenta el jeque del PSG pueden reunir en una misma delantera a Mbappé, Neymar y Messi. Menos aún si existe la obligatoriedad de cumplir un Fair Play Financiero que se vería claramente afectado.

Casualmente, la situación se vivió de una forma similar el año pasado. En aquella ocasión el que levantó el teléfono fue Messi para intentar convencer a Neymar de su regreso al Barcelona. El atacante del PSG protagonizó todos los meses del verano y su salida a España, bien a la Ciudad Condal o al Real Madrid fue uno de los temas más comentados.

El PSG, opción difícil

Neymar no regresó al Barça y el desenlace de esta historia con Messi parece que va a acabar igual. El City sigue en la cabeza mientras el Barcelona presiona para no deshacerse de su mejor jugador ni gratis ni por un precio reducido.

Por el momento, las únicas declaraciones oficiales de la entidad blaugrana no han confirmado el adiós del atacante. "No contemplamos ni ningún tipo de salida de Leo a nivel contractual", aseguraron desde la secretaría técnica.

"Queremos que Leo se quede. Hay que tenerle un respeto enorme. El futuro que nos viene es positivo. Hablamos de optimismo, de jugadores jóvenes, de otros con experiencia como Leo que han dado muchos pasos para construir este Barça", zanjó tajante un Ramón Planes que, como Bartomeu, está acaparando muchas de las críticas de los aficionados.

[Más información - La UEFA vigila a Leo Messi: el Manchester City no cumplirá con el Fair Play Financiero si le ficha]