Leo Messi ha tomado la decisión sobre su futuro. El delantero argentino quiere abandonar el Barcelona ya y para ello se acoge a la cláusula de su contrato por la cual puede rescindirlo de manera unilateral al finalizar la temporada.

Noticias relacionadas

Desde el 2-8 del Bayern Múnich, los rumores sobre una posible salida del '10' azulgrana se han venido sucediendo. La "humillación histórica" ha hecho mella en un Messi que ha emitido un burofax al Barça para dar a conocer la decisión que ha tomado con respecto a su futuro en el Camp Nou.

La decisión de Leo hace tambalear los cimientos de Can Barça. El futbolista ha sido el jugador franquicia del club desde hace más de una década e incluso Ronald Koeman, nuevo técnico, ha afirmado una y otra vez desde que se hizo oficial el anuncio de su llegada que contaba con el argentino y que este iba a ser el pilar del proyecto.

Leo Messi, durante el Barcelona - Bayern Múnich de la Champions League 2019/2020 Reuters

"No sé si tengo que convencer a Messi. Es el mejor del mundo y el mejor del mundo lo quieres en tu equipo, no en el contrario. Por mi parte, me encanta trabajar con Messi, te gana partidos y con su rendimiento contentísimo si quiere quedarse. Tiene contrato, pero hay que hablar con él, por supuesto. Vamos a hablar con varios jugadores, en el caso de Messi ojalá siga más años aquí", dijo el técnico holandés en su presentación.

Pero lo cierto es que declaraciones como la de que se "acabaron los privilegios" o que no se cuente con Luis Suárez para el nuevo proyecto también han servido para que Lionel Messi haya decidido abandonar el club en el que lleva jugando desde que era tan solo un niño.

Cláusula de salida

Mientras Bartomeu y su junta esperaban poder convencer a Leo para que firmase su renovación, el futbolista daba largas evitando cualquier foto con el actual presidente. A partir del 15 de marzo de 2021 se producirán las elecciones y a eso se aferraban algunos de los candidatos para poder contar con Messi en sus proyectos de futuro.

Sin embargo, la cláusula para rescindir el contrato de manera unilateral puede cambiar todos los planes del Barcelona. Esta finalizaba el pasado mes de junio, pero al haber sido este curso atípico con el parón por la crisis del coronavirus, la posterior reanudación de la campaña y la tardía finalización de la temporada provoca que el internacional argentino pueda aferrarse a esta vía y quedar libre.

Noticia del año

Messi se quiere ir y esta es la realidad con la que tiene que lidiar el Barcelona y su afición. Ya en la conversación que mantuvo con Koeman la pasada semana, el delantero afirmó que en su cabeza se veía más fuera que dentro del club. La decisión es firme y es que el futbolista no quiere ni siquiera presentarse a las pruebas médicas ni a los entrenamientos con el equipo.

Lo más problemático para el Barça, además de dejar de contar con el futbolista más importante de su historia, es que además lo podría hacer a coste cero de hacerse efectiva esa cláusula para romper unilateralmente su contrato. Un varapalo económico para el club, además de todo lo que supone a nivel deportivo.

Leo Messi celebra su gol ante el Nápoles REUTERS

La decisión de Lionel Messi puede cambiar no solo el destino del Barcelona, sino también de La Liga y del fútbol europeo. Son varios los equipos que estarían encantados de hacer un hueco al vigente Balón de Oro. Más aún si llega a coste cero, aunque el club de destino deberá hacer frente a la astronómica ficha que tiene el jugador de Rosario.

Entre estos equipos estarían, por supuesto, el PSG, el Manchester City o el Inter de Milán. Todos ellos han mostrado su interés y después de meses y años pensando que sería imposible sacar a Leo del Barça, ahora ven como la posibilidad está al alcance de sus manos.

¿Guerra fría?

En el Barcelona se va a realizar una junta de urgencia después de ese burofax mandado por Messi. La cuestión es qué va a pasar ahora. El club tiene tres opciones: intentar convencer al futbolista, acatar su decisión y dejarle ir como él quiere después de todo lo que ha dado o ponerle trabas y es en esta última bajo la que se produciría una guerra fría.

El argentino va a argumentar que puede hacer efectiva la cláusula porque la temporada no ha hecho más que finalizar para el Barça después de llegar hasta los cuartos de final de la Champions League. Desde el club catalán pueden aferrarse a que esa vía se cerró en junio. 

[Más información - ¿Quién puede fichar a Messi?: del Real Madrid al Inter, los únicos cuatro equipos que tienen dinero]