La bomba de Messi no solo ha tenido repercusión en el Barça. Mientras los clubes-estado hacen cuentas para poder hacerse con el astro argentino, el fútbol español también está pendiente de su situación. La realidad es que Leo ha sido un atractivo muy grande para LaLiga y para todos los organismos que tienen algo que decir en el deporte nacional. Pero, en el caso de la patronal, mantienen la calma con respecto a lo que pueda pasar con el futuro del de Rosario. Es una mala noticia, pero el trabajo realizado en la última década tiene que tener continuidad con o sin él.

Noticias relacionadas

Desde el organismo que dirige Javier Tebas esgrimen que prefieren que Messi no se vaya, evidentemente. Entienden que el argentino ha sido su gran baza a la hora de generar audiencias, acuerdos de publicidad y repercusión mundial en definitiva. Pero, el trabajo que se ha hecho en los últimos años ha ayudado a que todo no se reduzca a los dos clubes principales. "Hemos ido más allá de Barça y Real Madrid", destacan desde la patronal.

Los ingresos por patrocinio no han parado de crecer y han provocado que los clubes que se asientan en la categoría puedan hacer inversiones importantes. Solo hay que ver el cambio que ha dado el Villarreal de una temporada a otra con los fichajes que han hecho para la 2020/2021, evidentemente motivados por la clasificación europea y por las rebajas en el Valencia.

Leo Messi, preocupado durante el duelo entre el Barcelona y el Bayern EFE

El ejemplo de la temporada también está en el Sevilla. El flamante ganador de su sexta Europa League sigue ganando trascendencia en el continente y, de hecho, es el principal responsable de que La Liga siga liderando la clasificación de coeficientes por países. En una temporada en la que Real Madrid, Atlético y Barcelona, con el liderato de Messi, no han llegado a las semifinales de la Champions, su éxito ha sido un bálsamo para la imagen del campeonato.

Un momento complicado

También reconocen que no es el mejor año para que suceda. La crisis que ha traído consigo la pandemia de la Covid-19 ha repercutido negativamente a las arcas de los clubes. El hecho de que se pudiera terminar la temporada de La Liga de forma exprés ayudó a que el golpe económico no haya sido peor. Pero, aún así, son muchos los clubes que tendrán problemas hasta para asegurar las condiciones que les permitan inscribir a las plantillas.

Hay contratos televisivos que renovar y hay acuerdos de colaboración que firmar. Que la foto de Leo Messi ya no salga al lado del logo de LaLiga es un problema, pero no lo es tanto como si hubiera sucedido hace un par de años. Tebas lo reconoció en RAC1 el pasado mes de junio: "La salida de Messi sí la notaríamos". La realidad es que el argentino esta temporada no ha sido Bota de Oro, no está en las quinielas del Balón de Oro y, aunque ya no cuentes con uno de los mejores jugadores de la historia cada fin de semana, su influencia iba en claro descenso.

El mismo presidente de la patronal aclaró en esa misma entrevista que cuando salió Cristiano Ronaldo "no lo notamos", de hecho los ingresos por derechos no disminuyeron y las cifras de audiencia aumentaron. Fe ciega en que la reacción sea la misma y que las estrellas emergentes vayan ocupando poco a poco su espacio. Messi no era eterno, aunque sí que es verdad que la espina que le queda a Tebas es que el argentino se convierta en un embajador de la competición. Aún así, todas las esperanzas no están perdidas.

[Más información: Joan Gaspart: "Que Messi salga y diga que si Josep Maria Bartomeu se va, él se queda"]